Últimas 15minutos

La NWSL despidió a entrenadoras del Orlando Pride por abuso verbal a las jugadoras

Ta brasileña Aline Reis, entrenadora de las porteras del Pride, fue sancionada con una "baja administrativa sin sueldo", también con efecto inmediato

Para que Cromwell, Greene y Reis puedan volver a trabajar en la NWSL, deberán seguir un curso obligatorio sobre "represalias, discriminación y abusos" ([email protected])

15 minutos. La liga profesional de fútbol femenino estadounidense (NWSL) despidió este lunes a Amanda Cromwell, entrenadora del Orlando Pride, y a su colaboradora Sam Greene por "abuso verbal", "favoritismo" y "represalia", después de una investigación sobre conductas irregulares hacia las jugadoras.

La NWSL informó en un comunicado oficial de que "los contratos de Cromwell y de Greene se cierran de forma inmediata" y que las dos entrenadoras ya no son elegibles para trabajar dentro de la liga.

Además, la brasileña Aline Reis, entrenadora de las porteras del Pride, fue sancionada con una "baja administrativa sin sueldo", también con efecto inmediato.

Para que Cromwell, Greene y Reis puedan volver a trabajar en la NWSL, deberán seguir un curso obligatorio sobre "represalias, discriminación y abusos" y pedir el permiso de la comisionada, Jessica Berman.

Las decisiones tomadas por la NWSL y la Asociación de jugadoras (NWSLPA), después de que una investigación financiada por la liga y desarrollada por los bufetes Covington & Burling LLP y Weil, Gotshal & Manges LLP determinara que hubo casos de comportamiento irregular, abusos verbales, favoritismos y amenazas de represalia hacia las jugadoras.

Abuso sistemático en el fútbol femenino

La investigación, diferente a otro informe de la Federación de Fútbol de Estados Unidos que detectó un "abuso sistemático" a todos los niveles del fútbol femenino estadounidense.

La investigación de la NWSL empezó en octubre de 2021 y en mayo de este año se determinó que Cromweel y Greene tenía una conducta impropia en el Orlando Pride que incluía abusos verbales, represalias, favoritismo y amenazas a las jugadoras para evitar que colaboraran con los investigadores.

Además, determinó que Aline Reis "no colaboró completamente" con los investigadores y presionó a las jugadoras para que compartieran "informaciones favorables".

"Es fundamental que fomentemos una cultura en la que las personas puedan denunciar (irregularidades) en condiciones de seguridad y sin tener miedo de represalias", dijo la comisionada de la NWSL, Jessica Berman.

Abuso sistemático hacia las jugadoras

Este ambiente tóxico en el fútbol femenino estadounidense provocó, además de la investigación de la NWSL y de la NWSLPA, la de la USSF, que detectó un "abuso sistemático" hacia las futbolistas de la NWSL.

La investigación independiente encargada por la USSF y realizada por el bufete de abogados King & Spalding plantea un panorama en el que el abuso verbal y emocional hacia las futbolistas y los comportamientos sexuales inapropiados exceden los límites de un entrenamiento "duro" y son habituales desde las categorías inferiores hasta las superiores.

En las cerca de 200 entrevistas a jugadoras retiradas y en activo, entrenadores, propietarios de clubes o personal de plantilla se pusieron en evidencia tácticas manipuladoras que eran cuestión más de abuso de poder que de mejora del juego y un preocupante patrón de comentarios de contenido sexual, tocamientos indeseados o relaciones sexuales coercitivas.

Los equipos, la Liga y la Federación "no solo fracasaron sistemáticamente a la hora de responder de forma adecuada cuando fueron confrontados con denuncias de las jugadoras y muestras de abuso, sino también a la hora de instaurar medidas para prevenirlo y afrontarlo", recalca ese documento de 36 páginas.

El documento se centra en tres técnicos -Paul Riley, Rory Dames y Christy Holly- para ilustrar la gravedad del fenómeno, pero recuerda que la pasada temporada la mitad de los diez equipos de la Liga se separaron de sus entrenadores tras denuncias de las jugadoras.

De Dames, por ejemplo, sus jugadoras en el juvenil Chicago Eclipse Select recuerdan que las llamaba "putas", "retrasadas" o "culo gordo" y que "en múltiples ocasiones cruzó la línea de las relaciones sexuales".

Megan Rapinoe exige cambios

Megan Rapinoe, una de las futbolistas más influyentes y conocidas del mundo, manifestó recientemente su indignación por las injusticias que sufren las jugadoras de la NWSL y pidió cambios inmediatos.

"No creo que Merritt Paulson esté cualificado para ser el propietario en Portland. Tampoco creo que Arnim Whisler lo esté para ser propietario en Chicago", dijo Rapinoe desde la concentración de la selección estadounidense.

Las selecciones de Estados Unidos y de Inglaterra enseñaron el pasado viernes a los casi 77.000 aficionados de Wembley, antes de su partido amistoso, un cartel con el mensaje "protejamos a las jugadoras"; una manera para reiterar la necesidad de "acabar con la violencia sexual", destacó el técnico estadounidense Vlatko Andonovski.

"Fue una semana extremadamente difícil para todos y estoy orgulloso de las jugadoras por estar en el campo, no fue fácil, algunas de ellas estaban en esos ambientes, vivieron esas cosas, aplaudo su coraje y su mentalidad, una vez más demostraron que nada puede impedirles jugar el deporte que aman", afirmó Andonovski. 

Ver más