Últimas 15minutos

Según el acta Piqué insultó al árbitro tras la expulsión de su último partido

Al término del primer tiempo, Piqué, suplente en su último partido con el Barcelona y en LaLiga Santander, saltó del banquillo al terreno de juego en el intermedio para protestar al árbitro

En el acta también refleja la reacción de Robert Lewandowski, tras su expulsión en el minuto 30 del encuentro de este martes (EFE/Jesús Diges)

15 minutos. Gerard Piqué, defensa del Barcelona, terminó expulsado este martes al descanso del partido contra Osasuna en El Sadar por decirle a Jesús Gil Manzano, colegiado del encuentro, que es "el árbitro que más ha jodido" al conjunto azulgrana "con diferencia", según redactó éste en el acta, en el que añadió que el citado futbolista, una vez sancionado, también le dijo: "¡Es una puta vergüenza, me cago en tu puta madre!".

Al término del primer tiempo, Piqué, suplente en su último partido con el Barcelona y en LaLiga Santander antes de su retirada, anunciada la pasada semana, saltó del banquillo al terreno de juego en el intermedio para protestar al árbitro, que siguió su camino hacia el túnel de vestuarios.

"En el minuto 45, Gerard Piqué fue expulsado por el siguiente motivo: Una vez finalizado el primer tiempo, estando ya en el interior del túnel de vestuarios, por dirigirse a mí en los siguientes términos: "¿Has visto qué córner nos has pitado? Eres el árbitro que más nos ha jodido con diferencia"; escribió en el acta, publicada en la página web oficial del Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol.

"Una vez comunicada al delegado de club la expulsión de este jugador, este continuó repitiendo las mismas expresiones descritas en el apartado de expulsiones, teniendo que introducirlo en el vestuario por personal de su club, mientras se dirigía a mí en los siguientes términos: "¡Es una puta vergüenza, me cago en tu puta madre!", añade el árbitro.

Lewandowski expulsado también

En el acta también refleja la reacción de Robert Lewandowski, tras su expulsión en el minuto 30 del encuentro de este martes: "Una vez expulsado y cuando se dirigía hacia la salida del campo, el jugador realizó dos veces un gesto de desaprobación de la decisión arbitral, consistente en llevarse el dedo a la nariz, y apuntando después con el pulgar hacia el árbitro. Cuando se disponía a abandonar el terreno de juego, repitió de nuevo el gesto mirando hacia el árbitro asistente número uno y delante del cuarto árbitro".

Gil Manzano explica, asimismo, que la primera tarjeta amarilla al delantero polaco, en el minuto 10, fue por "sujetar a un adversario de manera clara y ostensible en la disputa del balón, impidiendo su avance". Mientras que la segunda, que determinó su expulsión a la media hora de partido, por "realizar una entrada a un contrario en la disputa del balón de manera temeraria".

Por otro lado, el colegiado también recoge el lanzamiento de un objeto al terreno de juego desde la grada: "En el minuto 85 de partido, tras la consecución del segundo gol del equipo visitante, se lanzó un mechero, el cual me entregó un jugador del Barcelona. Este hecho se comunicó al delegado de campo, activándose el protocolo de lanzamiento de objetos y, tras avisar por megafonía, el partido se reanudó sin más incidencias".

Ver más