Últimas 15minutos

A LeBron James le metieron el dedo en el ojo, veía 3 aros, apuntó al del medio y su triple decidió el partido

La ajustada victoria de los Lakers le permitirán disputar la primera ronda de los "playoff" de la Conferencia Oeste

Tras el partido, reconoció a los medios de comunicación que tuvo problemas con el tiro que acabaría decidiendo el encuentro (Cortesía Twitter @6toHombreLATAM)

15 minutos. La estrella de Los Angeles Lakers, LeBron James, dijo, tras anotar la canasta decisiva con la que su equipo derrotó a los Golden State Warriors 103-100, que "veía 3 aros porque me habían metido un dedo en el ojo así que apunté al del medio".

La ajustada victoria de los Lakers ante los Warriors de Stephen Curry permitirán al equipo de Los Ángeles disputar la primera ronda de los playoff de la Conferencia Oeste a los Phoenix Sun.

Mientras, la derrota en el Staples Center de Los Ángeles condenó a los Warriors a pelear el octavo y último puesto de los playoff en la Conferencia Oeste a los Memphis Grizzlies, que el martes derrotaron a San Antonio Spurs en el otro partido del play-in.

Aunque LeBron James no fue el máximo anotador de su equipo (Anthony Davis hizo 25 puntos y 12 rebotes), la estrella de Los Lakers hizo un nuevo triple-doble con 22 puntos, 11 rebotes, 10 asistencias, 2 robos y 1 tapón.

Tras el partido, reconoció a los medios de comunicación que tuvo problemas con el tiro que acabaría decidiendo el encuentro.

La pelota llegó a las manos de LeBron James, que estaba situado a medio camino entre el medio del campo y la línea de 3 puntos, cuando los Lakers solo tenían 1 segundo de posesión. A pesar de ello, y con Curry encima, consiguió anotar el triple.

"Lo primero fue mirar el reloj. Vi que tenía que lanzar y por lo menos que llegase al aro. Lo segundo es que veía 3 aros porque me habían metido el dedo en el ojo en la jugada previa cuando entré a canasta. Así que apunté al del medio. He practicado lo suficiente para meterla", explicó LeBron James.

Partido de energía

El jugador reconoció que durante el descanso, la mentalidad de los Lakers, que hasta ese momento perdían por 13 puntos, cambió. El equipo angelino había perdido la costumbre de jugar este tipo de partidos ajustados.

"Ha pasado algo de tiempo desde que estábamos en la postemporada. Ha pasado algo de tiempo desde que teníamos uno de esos partidos de energía, de esfuerzo, en los que cada posesión cuenta. Pero una vez que hicimos los ajustes en la segunda mitad, fuimos capaces de responder y ganar", dijo.

Sobre la jugada en la que, a falta de 2 minutos para el final del partido, Draymond Green le metió un dedo en el ojo, lo que requirió que el encuentro se parase para que fuese atendido, LeBron explicó que quería terminar el partido sobre la cancha.

"En esa jugada, el dedo de Draymond fue directamente a mi ojo y por eso me costó recuperarme un poco. Quería estar seguro de que estaba bien, que no sangraba y que podía ver un poco, lo suficiente para terminar el partido", afirmó.

Ver más