Últimas 15minutos

Un Papá Noel buzo alimenta tiburones en Río de Janeiro

El querido personaje de barbas blancas añadió aletas y tanques de buceo a su tradicional traje rojo para alimentar a Margarida, Donald y Gastao

15 Minutos. La Navidad en Río de Janeiro, en Brasil, también se vive en la profundidad de las aguas. Un Papá Noel buzo, que alimenta tiburones y nada entre más de 2.000 especies marinas, se convirtió en una de las principales atracciones del Acuario de la ciudad durante la época decembrina.

El querido personaje de barbas blancas añadió aletas y tanques de buceo a su tradicional traje rojo para alimentar a Margarida, Donald y Gastao. Los tres tiburones de la especie Carcharias taurus -tiburón tigre de arena- habitan en las aguas del gran tanque oceánico del AquaRio, el mayor acuario marino de Sudamérica.

El navideño buzo fue todo un espectáculo en el acuario, donde grandes y chicos quieren saludarlo y fotografiarlo mientras da de comer a los voraces peces. Estos animales miden más de tres metros, por lo que fue ayudado de una vara de acero.

Habla el protagonista

"La sensación de ser Papá Noel es maravillosa, porque es ver la felicidad en la cara de los niños y también de los adultos cuando uno se acerca al vidrio para enviar un saludo o un beso". Así lo aseguró Fabricio Noguera, el buzo profesional de 24 años que caracteriza al personaje navideño de Papá Noel.

Para Noguera, a pesar de su experiencia en la profundidad de las aguas, no fue fácil acostumbrarse a las miradas de los espectadores.

"La primera vez me sentí un poco nervioso. Llevo tiempo de buzo, pero cuando usted se convierte en el centro de atención en el tanque es una gran responsabilidad. Entonces entra un poco de nervios en el comienzo, pero ya después uno se acostumbra", dijo.

Además de los tiburones, el Papá Noel buzo también alimenta a las rayas, en una labor que repite diariamente por las tardes en el gigantesco tanque oceánico del acuario carioca. En ese lugar conviven más de 2.000 peces de 50 especies marinas diferentes.

Además de conmemorar las fiestas navideñas, el espectáculo submarino hace parte de la campaña "La vida en el mar pide ayuda", con la que el Aquario quiere concienciar a la sociedad sobre el daño que hace la eliminación de desechos en el mar.

Ver más