Últimas 15minutos

Un hallazgo abre la puerta a un tratamiento para el cáncer de pulmón agresivo

Estos hallazgos fueron consistentes gracias a investigaciones del Instituto de Investigación del Centro Médico Infantil de la UT Southwestern de Dallas

Las diferentes subclases de tumores tienen necesidades metabólicas particulares que surgen de mutaciones en genes clave (ATS/dpa)

15 minutos. Científicos del Instituto de Investigación del Centro Médico Infantil de la UT Southwestern de Dallas descubrieron una vulnerabilidad metabólica en un tipo agresivo de cáncer de pulmón de células no pequeñas, lo que podría servir para el desarrollo de futuros tratamientos en pacientes con mutaciones en dos genes clave, KRAS y LKB1, cuyo pronóstico es grave, ya que no responden a la inmunoterapia.

"Solíamos pensar que la mayoría de los tumores dependen del mismo conjunto de vías metabólicas para crecer. Sin embargo, en la última década hemos aprendido que esto es una simplificación excesiva", explica uno de los investigadores del estudio, Ralph DeBerardinis.

Por el contrario, añade, las diferentes subclases de tumores tienen necesidades metabólicas particulares que surgen de mutaciones en genes clave. "Comprender cómo las combinaciones específicas de mutaciones promueven el crecimiento del tumor puede permitirnos diseñar terapias a la medida de los pacientes", afirma.

Aunque ya se sabía que las mutaciones en el KRAS o en el LKB1 alteran el metabolismo individualmente, se conocía menos sobre las necesidades metabólicas cuando ambos genes mutan en el mismo tumor. Para descubrir nuevas deficiencias metabólicas, los científicos compararon las propiedades de los tumores KL diseñados genéticamente en ratones con los tumores que contienen diferentes mutaciones y con el pulmón normal.

Así, durante el estudio, publicado en Nature Metabolism, los científicos descubrieron que la vía de biosíntesis de la hexosamina se activa en los tumores KL.

Estos hallazgos fueron consistentes gracias a investigaciones previas, que mostraron que las células KL reprograman el metabolismo del carbono y el nitrógeno. De esta manera, crecen, pero también aumentan su sensibilidad a inhibidores metabólicos particulares.

El proceso de glicosilación

La vía de biosíntesis de la hexosamina permite a las células modificar las proteínas a través de un proceso llamado glicosilación, que facilita el tráfico y la secreción de proteínas. Se cree que la tasa de producción de proteínas que hace crecer el tumor requiere la activación de la vía de biosíntesis de la hexosamina.

Por tanto, para desarrollar formas de inhibir esta vía, los investigadores identificaron la enzima GFPT2 como una responsable clave en los tumores KL.

Así, el silenciamiento genético o la inhibición química de esta enzima suprimió el crecimiento de tumores KL en ratones. Sin embargo, tuvo poco efecto en el crecimiento de tumores que solo contenían la mutación KRAS.

En conjunto, los hallazgos indican la importancia selectiva de la vía de biosíntesis de la hexosamina en los tumores KL. También sugieren que el GFPT2 podría ser un objetivo útil para este agresivo subtipo de cáncer de pulmón de células no pequeñas.

"Dado que no existe un inhibidor específico contra el GFPT2, nuestro siguiente paso es ver si bloquear ciertos pasos en la vía de la glicosilación podría ser terapéuticamente beneficioso", explicó el becario postdoctoral que dirigió el estudio con DeBerardinis, Jiyeon Kim, sobre las perspectivas de futuro.

"En última instancia, estamos buscando opciones que puedan ayudar a detener el crecimiento y la propagación de estos agresivos tumores", concluye.

Ver más