Últimas 15minutos

Recordando a un venezolano ejemplar: Pedro José Pérez-Febres

El reconocido neumonólogo y cirujano cardiovascular, que veía la profesión como su sacerdocio, falleció en Miami tras contraer COVID-19

La familia del doctor Pérez-Febres, destaca que su amor a Dios estuvo presente en cada acto de su vida (Cortesía Thomas Pérez Gruber)

15 minutos. El tío de todos, un hombre lleno de sabiduría, amor por su familia, su profesión y fe en Dios. Querido y respetado. Así es recordado, Pedro José Pérez-Febres, este reconocido médico venezolano, casado con Nahir Rojas, padre de 7 hijos y “papio” de 13 nietos, oriundo del occidental Estado Mérida, quien falleció este 9 de julio tras contraer COVID-19.

Tenía 85 años y anhelaba volver a su Venezuela natal, de la que partió rumbo a Estados Unidos hace alrededor de dos años para estar más cerca de sus hijos y nietos.

El doctor Pérez-Febres junto a su esposa Nahir Rojas de Pérez-Febres
El doctor Pérez-Febres fotografiado junto a su esposa Nahir (Imagen cortesía Thomas Pérez Gruber)

Hace poco más de 15 días, comenzó a notar síntomas que lo llevaron por voluntad propia a buscar una opinión profesional. Al recibir el diagnóstico fue internado en el Hospital de Kendall, donde falleció el pasado jueves 9 de julio a las 14:33 hora local.

Sus familiares se sorprendieron por el contagio y más aún por el desenlace, pues a pesar de su avanzada edad “se trataba de una persona sana y sin enfermedades preexistentes”.

Hombre inolvidable

“Un venezolano ejemplar”, así lo recuerda su sobrino, el abogado Thomas Pérez Gruber, al compartir algunas de las anécdotas del tiempo con su tío, a quien, en más de una ocasión llevó a visitar a sus pacientes a domicilio.

“Mi tío era médico del expresidente Caldera, incluso decía que fue él quien firmó el certificado médico de su defunción, aunque yo personalmente no lo he visto”, recuerda Pérez Gruber.

“Un día, hace unos años, me pidió que lo llevara a visitar a uno de sus enfermos. Típico, no me dijo a quién de ellos, ‘solo haz lo que yo te diga’, me dijo mientras yo manejaba. Terminamos yendo a la quinta Tinajero en la urbanización Los Chorros de Caracas, residencia del Doctor (Rafael) Caldera, expresidente de Venezuela. Porque él fue médico de muchas gentes”, escribió Pérez Gruber en una carta que envió a sus más cercanos.

“Con él no había conversación corta”, agrega al rememorar que su tío también contaba haber tratado a la esposa del expresidente venezolano Rómulo Betancourt, en el Hospital El Algodonal de Caracas, centro de salud pública que fue una referencia en el país suramericano.

"Mi tío Pedro. Inolvidable. Irrepetible. Un científico de la medicina, un filósofo de la vida, un experto en temas de la familia, profundo en el conocimiento de la historia”, escribió este abogado al conocer del deceso.

El tío de todos

“Algunas personas de mi entorno que no eran sobrinos de él lo llamaban el tío Pedro, lo que me causaba curiosidad. Creo que su figura paterna y ejemplar, su alegría y trato jovial, su vehemencia, su fe en Dios y sentido sobrenatural, tenían mucho que ver con que él siempre era el tío Pedro de todos”, continúa en sus sentidas palabras.

Pero el doctor Pérez-Febres, además de tío de los hijos de sus cuatro hermanos -y de los muchos que lo adoptaron como tal a lo largo de su vida-, se convirtió en la figura paterna de 3 de sus sobrinos al morir su hermano Jesús Rafael Pérez-Febres, quien era un conocido político venezolano, diputado por el partido Copei.

Su sobrino contó a 15 minutos que el doctor Pérez-Febres nació del matrimonio entre Ramón Pérez Clavier y Hortensia Febres Alcalá de Pérez. Además, compartió que este notable venezolano era descendiente de José Gabriel Alcalá, firmante del acta de independencia de Venezuela (5 de Julio de 1811), en representación de la provincia de Cumaná.

“Caridad comienza por casa”, solía decir, según recuerda su hija Lourdes Amalia, en un conmovedor mensaje en el que también se refiere a los principios que les inculcó junto con su madre y le agradece por su legado: “Ética y moral, honestidad, sus virtudes, su ejemplo, profesionalismo. Carácter fuerte, firme en sus ideas y mucho amor al prójimo”.

Sus seres queridos destacan especialmente que su amor a Dios estuvo presente en cada acto de su vida. En este sentido, su sobrino, Thomas Pérez Gruber recuerda que era miembro del Comité Promotor de Fondos para el sostenimiento del Seminario de El Hatillo, en la capital venezolana, junto con el cardenal Jorge Urosa Sabino, arzobispo emérito de Caracas.

La medicina su "sacerdocio"

El doctor Pérez-Febres, quien decía que la medicina era su "sacerdocio", se graduó como médico cirujano de la Universidad de Los Andes (ULA) en 1961. Además, obtuvo posgrados en Tisiología y Neumonología de la Universidad Central de Venezuela y de Cirugía Torácica General del Sanatorio Bolívar, El Algodonal. Asimismo, se tituló como cirujano cardiovascular de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil.

Era miembro de la Sociedad Venezolana de Tisiología, Neumonología y Cirugía Torácica, de la Sociedad Venezolana de Cirugía y de la European Respiratory Society.

Escribió el libro Semblanza del Dr. Francisco Moncada Reyes, profesor y decano de la Facultad de Medicina, ULA y también El Maestro César, sobre el doctor César Augusto Rodríguez Rodríguez.

El abogado venezolano Julio César Arreaza, quien fue secretario del Consejo de Ministros durante la presidencia de Carlos Andrés Pérez, se refirió al legado del doctor Pérez-Febres en un mensaje enviado a Thomas Pérez Gruber: “Fue discípulo del doctor César Rodríguez, hicieron del Algodonal una referencia mundial en su tiempo. Increíblemente dejó un libro maravilloso antes de viajar a los Estados Unidos, obligado por las circunstancias. El sintió anhelo de su patria, de la cual siempre estuvo muy arraigado. Me consta que quiso mucho al padre Ramón Vinke”.

Su sobrino resalta también su deseo de volver a su tierra natal. “Quería regresarse pronto a Venezuela, siempre pendiente de que habría un cambio para bien de nuestra sufrida Venezuela. Estoy seguro que con esa vehemencia que lo caracterizaba, desde el cielo, nos ayudará a salir adelante”.

Ver más