Últimas 15minutos

New York, entre luces y sombras

La Semana de la Moda de la Gran Manzana tuvo destellos de genialidad y nombres nuevos que llegan para dar su propia versión del diseño

En esta pasarela se pudo ver y admirar el trabajo de Margherita Missoni, nieta de Ottavio Missoni, quien fundó la casa de modas de su familia en 1953 (Cortesía NYFW)

15 Minutos. La moda mundial inaugura sus actividades en la pasarela neoyorquina. Allí se dan cita nombres que ya son toda una tradición, como Michael Kors, Missoni o De la Renta. Y desfilan en New York otros menos conocidos pero que retan a la tradición con sus osados diseños.

La nativa de New York, Stacey Bendet, fundó alice + olivia en 2002 a fin de crear los pantalones perfectos. La marca fue un éxito y poco después de su lanzamiento, el fundador de Theory, Andrew Rosen, se unió como socio. Desde entonces, la compañía se ha convertido en una marca de estilo de vida contemporáneo, que incluye ropa lista para usar, batas, zapatos, bolsos, accesorios y anteojos.

En esta pasarela se pudo ver y admirar el trabajo de Margherita Missoni, nieta de Ottavio Missoni, quien fundó la casa de modas de su familia en 1953. Margherita, musa de su madre Angela Missoni, trajo novedades a la pasarela pero con bases en la tradición familiar, agregándole un toque más callejero.

Mientras Kors se decanta por los estampados, Christian Siriano se regodea en los volúmenes de sus trajes, donde la geometría y el volumen compitieron por el protagonismo.

Noon By Noor, con sede en Bahrein, marca diseñada por los primos Shaikha Noor Al Khalifa y Shaikha Haya Al Khalifa, fusiona el lujo discreto con una feminidad dura, creando prendas versátiles. Las siluetas se observan relajadas y la audacia la representan a través de detalles delicados.

New York, entre luces y sombras
Noon By Noor (Cortesía NYFW)

Mark Badgley y James Mischka fueron aclamados por Vogue como uno de los "10 mejores diseñadores estadounidenses" y como los favoritos de Hollywood. Estos dos creadores se compaginan porque la estética de ambos guarda equilibrio. Mostraron en su pasarela que conservan un estilo  simple, aerodinámico y elegante.

Imposible no mencionar a Christian Siriano, quien manejó el volumen con una destreza que rozó la genialidad y le hizo guiños al cubismo y a los comics. Se vislumbra como un creador de moda con un sólido futuro. En 2012 abrió la primera tienda insignia de Christian Siriano en New York. Y un año más tarde fue incluido como miembro del Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA). La crítica ya lo considera el diseñador del año.

Entre los países que hacen carrera en la moda está Corea y con el apoyo del gobierno coreano tres diseñadores talentosos: Lie, Leyii e Ilse, mostraron sus creaciones. Son tres tendencias que se compaginan por la elegancia y los recursos que utilizan. Corea se dispone a conquistar el mundo. No en vano se llevó en Hollywood el Oscar más codiciado.

Lejanos y clásicos

Uno de los diseñadores que logró conquistar a Michelle Obama es Jason Wu. Su talento lo coloca entre los líderes del diseño global en New York. Fusiona elementos clásicos estadounidenses con una actitud global sofisticada. La atemporalidad está en sus creaciones, marcadas por su sensibilidad y una estética distintivamente femenina. Jason cuida los detalles.

Noon By Noor es otra marca de ropa de mujer que desfiló en New York. Sus diseñadoras son Shaikha Noor Al Khalifa y Shaikha Haya Al Khalifa. Ratificaron su refinada estética que fusiona el lujo discreto con una feminidad recia, creando prendas versátiles, de un atractivo duradero.

Wes Gordon presentó su trabajo para Carolina Herrera. Mientras que Laura Kim y Fernando García, directores Creativos de Oscar de la Renta, pasearon su firma Monse.

Aunque el coronavirus le restó público a este primer Fashion Week, la pasión de los seguidores de la moda contribuyó a darle brillo. Los influencers invadieron las redes con sus post antes que muchas publicaciones tradicionales lo hicieran.

New York, entre luces y sombras
Christian Siriano se regodea en los volúmenes de sus trajes (Cortesía NYFW)

Entre los rostros conocidos por sus historias escandalosas que pasaron por la pasarela estuvo Gloria Trevi, quien desfiló para la marca The Blonds y cuyos diseños son fuertes y seductores. De allí que entre sus clientas se encuentren Madonna, Beyoncé, Jennifer Lopez, Rihanna y Katy Perry. Su propuesta para el otoño boreal resultó futurista.

Entre los consagrados que venían del otro lado del océano para dejarse ver en New York destacó Custo Barcelona, el catalán con 40 años en diseño. Ratificó su empeño de hacer de las telas un graffiti, ratificando así su sentido urbano de la moda.

La Gran Manzana estuvo dedicada a los más arriesgados, a quienes viven el espectáculo y para aquellos que buscan que lo clásico pueda tener un toque irreverente.

Ver más

Más Compartidas