Últimas 15minutos

El trofeo de la Fórmula 1 de Montecarlo se viste de lujo gracias a Louis Vuitton

El circuito del Grand Prix de Mónaco subraya su sofisticación protegiendo su trofeo en un estuche diseñado por la casa francesa

(Cortesía Louis Vuitton)

15 minutos. Louis Vuitton anunció que el trofeo de la Fórmula 1 para la carrera de Montecarlo, que se correrá este domingo 23 de mayo, considerada la más glamorosa del circuito automovilístico mundial, llegará dentro de un cofre fabricado por esa casa francesa.

Para algunos será una novedad. Sin embargo ya esta tarea marca una tradición en la maison, que ha visto en el deporte un universo aliado de la moda.

Este logro Louis Vuitton asociado a la Fórmula 1 se debe al acuerdo al que llegó con el Club del Automóvil de Mónaco.

“Además de ser una asociación importante con la famosa marca del Grupo LVMH, estamos encantados de que el trofeo que se otorga al ganador del GP de Mónaco ahora pueda viajar de forma segura en primera clase”, afirmó Michel Boeri, presidente del citado club.

Cobijando trofeos

La historia de Vuitton arropando trofeos de antología marca su interés por estar presente en los grandes eventos universales y el deporte forma parte de esa agenda de tradiciones y culturas.

Para la Copa Mundial de la FIFA 2010 que se celebró en Sudáfrica, la copa viajó protegida en un estuche hecho a la medida que contenía la pieza de oro de 18 quilates. Al igual que el cofre que se verá en la pista de Mónaco, fue fabricado en los talleres de Asnières. Estos están ubicados en el área extraurbana de París.

En Brasil 2014, Louis Vuitton ratificó sus vínculos con el fútbol. Para ese mundial regresó con un estuche que se abrió en Río antes de la competencia. Su presentadora fue la supermodelo Gisele Bundchen, que no sólo le imprimió a la ceremonia el máximo glamour, sino que recordó al mundo que Brasil es un emporio en cuanto a la tradición futbolística pero que además, en materia de moda tiene mucho que decir.

En Brasil 2014, Louis Vuitton ratificó sus vínculos con el fútbol
En cada uno de estos estuches se mezcla lo tradicional con lo contemporáneo (Cortesía Louis Vuitton)

Realizado por los mejores artesanos de marroquinería, Vuitton reinventó su clásico logo y lo estampó en su tradicional lona de piel marrón. El monograma formado por L y la V junto a los motivos florales dejaron la impronta de la maison francesa. El baúl, ejecutado por los expertos en fabricar estos objetos de viaje, se cierra con un candando y se abre por la parte superior.

Manos expertas y conocedoras de los materiales nobles trabajaron para confeccionar una pieza impecable. En cada uno de estos estuches se mezcla lo tradicional con lo contemporáneo. Los colores, así como las aplicaciones no se seleccionan por mero capricho. Tienen un significado, por lo que la pieza, totalmente artesanal, no sólo cumple una función utilitaria, como es transportar y proteger el trofeo, sino que le suma simbología.

En el caso de la copa de la FIFA, esta viaja por varios países del mundo, durante la promoción del encuentro.

Mundial de Rusia

En 2018, nuevamente la casa francesa se encargó del mismo trabajo. En esa ocasión, el baúl estuvo cubierto por un ligero Monogram Titanium grabado en láser, elemento que Vuitton utilizó en la Colección masculina Otoño-Invierno 2018/2019. Otro detalle que habla del criterio de la casa para la selección de los materiales, se ve en el metal de las cerraduras. Están hechos de rutenio pulido, un metal fuerte cuyo símbolo es Ru, que así se vinculaba con el nombre del país anfitrión de las competencias, Rusia. Natalia Vodianova, modelo, activista y esposa de Antoine Arnault; junto a la leyenda de la FIFA, Philipp Lahm, encabezaron la ceremonia de presentación de la copa desde el centro del campo.

Videojuegos y rugby

En 2015 Louis Vuitton diseñó el cofre para el Campeonato Mundial de League of Legends en París, su primer baúl para un trofeo eSport. La Copa Summoner representó un trabajo de 37 días y laboraron en ello 25 personas.

¿El resultado?, un contenedor innovador, marcado por la tecnología de los nuevos tiempos como lo demanda el mundo de League of Legends, el videojuego más popular del mundo. Los paneles se abren y cierran automáticamente, mientras que una base interior eleva la Copa Summoner.

En el mismo año 2015 Vuitton diseñó su primer estuche para una copa mundial de rugby. De esta manera la famosa Webb Ellis, el máximo trofeo de este deporte, se vistió de lujo y llegó protegido a Australia. Se confeccionó con la lona estampada por el famoso monograma. El estuche, al igual que otros, se abre frontalmente y por la parte superior para que sea más fácil sacar su preciado contenido.

La Copa América para su edición número 35 quiso destacar su antigüedad con el glamour francés y encargó su baúl con los máximos especialistas en esa materia.

Vuitton jugó con los años de la competencia y utilizó su nuevo logotipo, para traducir de esa manera que la edad no resta y el secreto está en adaptarse a los nuevos tiempos. El estuche se adornó con un vistoso motivo en “V” color escarlata. Tres artesanos trabajaron en el histórico taller de Louis Vuitton en Asnières. Junto a otros compañeros sumaron unas 400 horas de labor en las 7 facetas que se cubrieron durante la fabricación.

Tierra batida

En 2018 le tocó el turno de poseer su estuche de lujo a una de las competencias de tenis de más prestigio, Roland Garros. Los baúles fueron dos, uno para proteger la Copa Suzanne Lenglen y otro para la de los Mosqueteros, que corresponden a las categorías femenina y masculina.

En este estuche se evoca el tono de la arcilla, pues su interior es de color naranja. Las esquinas y los broches son metálicos y unas bandas laterales de color blanco se vinculan a las que marcan la cancha.

En esa ocasión las seleccionadas para presentar a la prensa las dos copas fueron las actrices Isabelle Huppert, con la Suzanne-Lenglen; y Lea Seydoux hizo lo propio con la de los Mosqueteros.

Trayectoria y lujo

2019 fue el año de la Copa Davis, torneo que se disputa desde 1900, cuando se jugó por primera vez en Estados Unidos. Debido a la pandemia se suspendió en 2020. Louis Vuitton se convirtió en 2019 en patrocinante de esta competencia, patrocinio que se extenderá hasta 2023. Ojalá aquel primer baúl pueda nuevamente abrirse y mostrar la codiciada “ensaladera” de plata.

En esta oportunidad el estuche tuvo forma circular, con acceso en la parte superior y dos puertas a los lados, que se abren como un escaparate. La estructura es de madera, recubierta en piel estampada con el Monogram. Los ribetes son de cuero y las hebillas y cierres de metal. En el interior de la tapa superior se imprimió el logotipo de la Copa Davis.

Louis Vuitton en el circuito de Fórmula 1 más famoso

Nuevamente la marca francesa se une al deporte, esta vez al automovilismo, que siempre ha estado cerca de famosos y de manera especial en Mónaco. Allí el Grand Prix se convierte en una verdadera pasarela de la moda, liderada, ahora, por Alberto de Mónaco y su esposa Charlene, pero que en su pasado contó con la presencia de los padres del actual jefe de Estado, Rainiero y Grace, quienes coronaban al ganador.

Este año el estuche Louis Vuitton se estrena en esa pista de una manera especial ya que será la primera prueba de la Fórmula 1 con público después de la aparición de la pandemia. El triunfador preservará el testimonio de su triunfo en un súper cofre que transmite los valores que comparten la casa de modas y el circuito de Montecarlo: excelencia y tradición.

Esta vez los artesanos de Asnières construyeron un estuche rectangular forrado de piel estampada con el icónico Monogram en rojo para recordar la bandera del principado de Mónaco, mientras que las líneas rojas, impresas de manera oblicua reproducen la V de la “Victoria”. Las rodea una franja blanca. Esta evoca la ruta urbana de esta pista con vista al Mediterráneo y donde los pilotos ponen a prueba su calidad de conducción y su precisión. Dentro está el trofeo que representa las 19 curvas de la pista de 3.337 km.

Ver más