Últimas 15minutos

La moda también se contagió

La pandemia, que no respeta fronteras ni políticas, se coló también en la moda que se reciente y se solidariza

LVMH decidió hacer un nuevo producto en los laboratorios donde se crearán geles hidroalcohólicos (Cortesía TW @LVMH)

15 minutos. La empresa de la moda también se contagió con el coronavirus que llegó en plena temporada de presentación de las colecciones.

Esto obligó a muchas marcas a suspender sus desfiles, como sucedió con la edición 49 de la Semana de la Moda de Sao Paulo, que se celebraría en abril de 2020, y la de Milán, que indujo a Giorgio Armani a utilizar la retransmisión de su pasarela y restringir la entrada.

A puerta cerrada fue la presentación de Luisa Spagnoli. Otros nombres que se sumaron a la suspensión fueron Gucci y Ralph Lauren, así como Cartier y Hugo Boss.

México acogió el formato digital para presentar el Mercedes Fashion Week México. Sin embargo estas decisiones que comprometen económicamente a la industria de la moda y, de manera especial a los nombres emergentes, no la han paralizado.

Se están aprovechando las circunstancias para mostrar el lado solidario de las empresas que la conforman con mensajes para llamar a sumarse a la lucha en contra del virus. Destaca la creación de productos que hace unos días hubiesen resultado increíbles en los exquisitos portafolios de las marcas.

Las tendencias

La limpieza será una de las características fundamentales del lujo, pues sin salud no hay belleza. La solidaridad también formará parte de las tendencias en pasarela no sólo durante la crisis. Se extenderá más allá y se evidenciará en los mensajes que las casas de moda lanzarán en sus futuras propuestas.

Hay que recordar que los diseñadores han estado abiertos a campañas solidarias desde hace tiempo. La lucha contra el sida encontró en esta industria uno de sus grandes aliados.

Misha Nonoo, la marca que lleva el nombre de su creadora, gran amiga de Meghan Markle, anunció que el 10% de los ingresos de todas las ventas se donará al banco de alimentos de la ciudad de Nueva York.

La multinacional francesa LVMH decidió aportar a la lucha contra el coronavirus un nuevo producto, que involucra a sus marcas Louis Vuitton, Christian Dior y Givenchy y no será con un diseño de una colección sino en los laboratorios donde se crearán geles hidroalcohólicos.

El comunicado expresa: “LVMH usará todas sus líneas de producción de sus marcas de perfume y cosmética para producir grandes cantidades de gel hidroalcohólico desde este lunes".

Pero la casa del lujo va más allá al explicar que ese producto no estará a la venta. Lo entregará al Gobierno francés para que lo reparta de manera gratuita entre la población.

Por su parte, Victoria Secret decidió el cierre temporal de sus tiendas, tanto las físicas como en línea, hasta el 29 de marzo. Además explica que pagará a los asociados que se vean afectados por estas acciones.

Para sustentar esta medida, la marca esgrime como razón que la seguridad de sus clientes y empleados sigue siendo la prioridad. Además, puso a la orden sus redes sociales Instagram, Facebook y Twitter para intercambiar experiencias.

La esperanza se filtra en los mensajes de la firma de ropa interior al subrayar que pronto estarán las puertas abiertas.

Pero si los grandes nombres han sumado su aporte a la lucha contra el COVID-19, las creadoras de la llamada fashion fast, dedicada a las masas como H&M, Gap y Zara cerraron sus puertas en Europa, Estados Unidos y Canadá para evitar el contagio.

Las cadenas buscan darle mayor seguridad a los empleados. Prometen medidas sanitarias profundas, pero también se han valido del servicio online para las ventas y así tratar de salvarse de la debacle económica. Se calcula que las pérdidas pueden sobrepasar el 23%.

Uno de los encuentros más importantes de la moda en Estados Unidos es la gala del Museo Metropolitano de Arte. Su directora, Anna Wintour anunció que se había pospuesto. Una medida que resulta frustrante puesto que se prepara para los 150 años de su fundación y la exposición About Time: Fashion and Duration, organizado para destacar su influencia en el mundo museístico.

Otro de los capítulos que siempre es esperado con singular interés es la semana de la moda nupcial de Nueva York. Las ventas de este segmento son importantes y por ello es que han solicitado a los diseñadores participantes que preparen sus desfiles en las plataformas Zoom y Join.me.

Esta mudanza a la vía digital podría prolongarse por un buen tiempo, incluso instalarse definitivamente después de haber superado la pandemia. Si bien los desfiles constituyen un verdadero espectáculo que revalorizan la marca, ya han migrado a las redes y pueden dar su paso definitivo hacia ellas y así conquistar a un público mayor, sobre todo cuando se trate de las colecciones Prêt-à-porter.

Resurgir de la moda

Pero la moda siempre se reinventa y surge, no sólo porque cubre una necesidad, la de vestir a hombres, mujeres y niños, sino porque representa las aspiraciones de muchos, pero también porque es una forma de expresión del ser humano.

La moda ha superado guerras que la han obligado a adaptarse a materiales diferentes, que repercuten en el diseño; los hechos que se suceden ejercen influencia en sus creadores y así narran historias diferentes en cada temporada.

Así como los grandes emporios participan en campañas para levantar hospitales, respaldar investigaciones, equipar centros de salud que atienden a los pacientes, en sus próximas colecciones tendrá que resolver la escasez de materiales, lanzar mensajes que subrayarán la vulnerabilidad del ser humano y continuar su camino para hacer de la moda una industria más amable con el ambiente, más justa con sus trabajadores, pero sin perder la capacidad de impresionarnos con su estética y puesta en escena.

Ver más

Más Compartidas