Últimas 15minutos

La educación en los países de Iberoamérica no pudo esquivar el impacto de la pandemia

América Latina y el Caribe es la región "más desigual" del mundo. "Esta desigualdad se evidencia en el acceso, continuidad y permanencia en el sistema educativo", dijo la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI)

la inseguridad ciudadana, las crisis migratorias, las violaciones de los derechos humanos y violencia estructural, en parte de la región, evidencian la necesidad de la educación en derechos humanos y ciudadanía global (EFE/EPA/Wu Hong)

15 minutos. La educación se enfrenta en Iberoamérica a las amanazas de la pandemia de la COVID-19 y del cambio climático, y al desafío de la digilatlización para que más personas accedan a la enseñanza desde antes y durante más tiempo. Así lo alertó la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).

"La pandemia ha puesto aún más de manifiesto que la conectividad es clave para superar la desigualdad educativa de Iberoamérica", precisó este viernes en un comunicado con motivo del Día Internacional de la Educación, el 24 de enero.

La educación para la primera infancia, a lo largo de la vida y la digitalización de la enseñanza, son las prioridades detectadas por los Gobiernos de la región, con la necesidad de cooperación educativa entre ellos más que nunca. La OEI desarrolló 570 proyectos en 2020 para ayudar a 192.000 personas en concordancia con la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

"La crisis ha puesto de manifiesto la gran desigualdad que existe en la región y la urgencia de avanzar en la definición de soluciones educativas eficaces por medio la acción conjunta regional que asegure la calidad, inclusión y equidad educativa", subrayó la OEI.

Brechas digital, social y educativa

América Latina y el Caribe es la región "más desigual" del mundo. "Esta desigualdad se evidencia en el acceso, continuidad y permanencia en el sistema educativo", añadió la organización. "Se incrementa en las poblaciones más vulnerables". Este es el caso "de las niñas y adolescentes, población con discapacidad o pueblos indígenas".

Las consecuencias sanitarias, psicológicas, sociales y económicas de la pandemia se acentuaron intensamente en estos ámbitos de la educación. Como consecuencia, está generando procesos de enseñanza-aprendizaje en un contexto de enormes dificultades.

"La pandemia ha puesto de manifiesto la existencia de una grave brecha digital. Más del 50 % de los estudiantes de la región no tienen acceso a conectividad ni a dispositivos" electrónicos, lo que se convierte en una "brecha educativa y social". Así lo advirtió el secretario general de la OEI, Mariano Jabonero.

Además, se necesita mayor y mejor formación inicial y continua de los docentes para afrontar los retos de la sociedad actual. Por ejemplo, la atención a la diversidad y el desarrollo de habilidades ligadas a la tecnología y digitalización, entre otras.

La OEI alertó que la inseguridad ciudadana, las crisis migratorias, las violaciones de los derechos humanos y violencia estructural, en parte de la región, evidencian la necesidad de la educación en derechos humanos y ciudadanía global, más en pandemia.

Análisis a lo interno

También pidió que se revise el contenido y el sentido de los planes de estudio excesivamente fragmentados y sobrecargados. Esto, con la finalidad de adecuarlos a las necesidades y demandas actuales, según el concepto de "enseñanza por competencias".

Además de todo ello, la región ha tenido que soportar huracanes en Centroamérica y el Caribe, inundaciones en Colombia y la reciente nevada histórica en el centro y este de España. Todo ello hizo "sucumbir los sistemas educativos". Incluso los que estaban preparados para desarrollar aprendizajes mixtos, presenciales y a distancia, no pudieron continuar con las clases. En concreto, por fallos de energía, conectividad o problemas de acceso o insalubridad.

Ver más