Últimas 15minutos

Instalación de energías renovables caerá por primera vez en 20 años

El bajón será particularmente pronunciado en los mercados maduros, muy especialmente en Europa

El bajón será particularmente pronunciado en los mercados maduros, en especial en Europa (Pixabay)

15 minutos. La crisis del coronavirus provocará en 2020 la primera caída en 20 años de las nuevas capacidades de energías renovables instaladas en el mundo. Así lo anunció este miércoles la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que destaca que la recuperación esperada en 2021 no permitirá volver al nivel previsto antes de la crisis.

En su informe anual, publicado este miércoles, la AIE calcula que este año habrá un descenso interanual del 13 % de nuevas instalaciones renovables de producción eléctrica conectadas a la red, hasta los 167 gigavatios, Esto supone un retroceso del 20 % frente a lo anticipado antes de que se notaran los efectos de la COVID-19.

La baja se debe a los retrasos en la construcción de los medios de generación debido a problemas en la cadena de suministro. También inciden el confinamiento y las nuevas medidas de distanciamiento que acarrean un encarecimiento de los costes y plazos más largos. Igualmnte, influyen las dificultades financieras para sacar adelante los proyectos.

El bajón será particularmente pronunciado en los mercados maduros, en especial en Europa, con un retroceso de un tercio tras el tirón "excepcional" de 2019.

Estados Unidos (EEUU) constituirá una excepción notable en el grupo de países avanzados. Los inversores se están dando prisa para sacar adelante sus proyectos antes de que terminen las exenciones fiscales de las que se benefician.

Tecnología fotovoltaica

Las instalaciones solares fotovoltaicas representarán algo más de la mitad de las energías renovables que se añadirán a la producción eléctrica en el mundo (90 gigavatios). Si se suman las eólicas, supondrán en conjunto un 86 % del total.

Si se compara con las de 2019, la baja será muy significativa para esas dos tecnologías. Es decir, del 18 % para la fotovoltaica y del 12 % para la eólica.

El impacto de la COVID-19 se espera más limitado para las renovables que tienen plazos de concepción y de ejecución más largos. Por ejemplo, para la eólica marina y la hidroelectricidad. Esta última, de hecho, registrará progresos en 2020 y 2021 por dos megaproyectos de centrales hidroeléctricas en China.

Recuperación del volumen

En 2021, la recuperación del volumen de nuevas instalaciones de energías renovables debería permitir volver a unos niveles equivalentes a los de 2019, lo que en cualquier caso supondrá que en dos años el volumen global de las renovables será un 10 % inferior a lo que anticipaba la agencia antes de la crisis.

En el caso de los biocombustibles, la pandemia trastocó completamente su mercado: la contracción del consumo de carburantes este año (de -9 % para la gasolina y -6 % para el gasóleo), junto al hundimiento en paralelo del precio del barril de petróleo, los hicieron mucho menos competitivos.

La consecuencia será una caída del 13 % en 2020, según la AIE, que partiendo de la hipótesis de que el sector del transporte se recupere el próximo ejercicio, augura que la producción de biocarburantes podría volver entonces a los niveles de 2019.

Aun así, el volumen de biocombustibles se quedaría un 5 % por debajo de lo que se estimaba en el anterior informe.

Las renovable, una oportunidad en la crisis

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, advierte que el "espectacular crecimiento" que tuvieron las energías renovables en las dos pasadas décadas "no será suficiente" para protegerlas de las incertidumbres acrecentadas por la COVID-19.

También avisa que antes de que se hicieran sentir los efectos de la pandemia, "el mundo necesitaba acelerar significativamente el desarrollo de renovables para darse la oportunidad de cumplir con sus objetivos energéticos y climáticos".

Para Birol, "los gobiernos no deben perder de vista la necesidad imperiosa de avanzar en la transición a la energía limpia que nos permita salir de la crisis de forma segura y sostenible".

Las renovables, como parte de los paquetes de estímulo para reactivar las economías, ofrecen oportunidades para crear empleo y actividad, y contribuyen tanto al desarrollo de "sistemas energéticos más eficientes y resistentes" como a la reducción las emisiones.

Ver más