Últimas 15minutos

Extraño síndrome relacionado con la COVID-19 desconcierta a médicos de EEUU

El coronavirus propició la aparición de una nueva y extraña enfermedad que ya se cobró la vida de tres niños en Estados Unidos y que mantiene desconcertados a los médicos y autoridades de ese país

El síndrome se caracteriza por una fiebre alta que dura generalmente más de 5 días (Pixabay)

15 minutos. A mediados de abril, aproximadamente un mes después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) notificara que el coronavirus se había convertido en una pandemia, varios niños ingresaron en hospitales de Nueva York con fuertes y extraños síntomas que no correspondían a ninguna enfermedad clasificada anteriormente.

En los primeros casos, los síntomas iniciales hicieron pensar a los médicos que se podía tratar de una infección bacterial o viral como la mononucleosis.

En principio los chicos presentaban fiebre alta, sarpullido en manos y pies, conjuntivitis y en algunos casos, inflamación de los ganglios linfáticos.

Este fue el caso de Jack McMorrow, joven de 14 años de Nueva York, que ingresó de emergencia al hospital con un intenso dolor en todo el cuerpo e insuficiencia cardiaca, según reseñó el diario The New York Times.

Pese a que Jack no presentaba problemas respiratorios, se le hizo una prueba para descartar que estuviese infectado con el virus de la COVID-19 y la misma resultó negativa.

Su cuadro empeoró rápidamente y tuvo que ser colocado en terapia intensiva. Tenía una fiebre de 40 Cº, 165 latidos por segundo y una baja presión sanguínea.

Los médicos le administraron antibióticos y medicamentos para estabilizar su condición, pero nada parecía funcionar hasta que comenzaron a suministrarle esteroides, que actúan como antiinflamatorios e inmunodepresores.

Las pruebas realizadas al joven concluyeron que presentaba inflamación de los vasos sanguíneos y el corazón.

Los doctores repitieron a Jack la prueba del coronavirus, pero esta vez en la modalidad de anticuerpos -que registra si tuvo el virus, aunque ya no esté activo- y el test dio positivo.

Referencia asiática

A pesar de que estos síntomas no encajan perfectamente con ninguna enfermedad conocida hasta ahora, sí guarda parecido con una llamada Síndrome de Kawasaki.

Esta enfermedad fue registrada por primera vez en Japón en 1961 por el doctor Tomisaku Kawasaki y desde entonces afecta, cada año, a 187 niños por casa 100.000 habitantes en ese país.

Pese a que la enfermedad impacta sobre todo a niños de origen asiático, en Estados Unidos y Europa se contabilizan entre 2.000 y 4.000 casos al año.

Ataca fundamentalmente a niños pequeños, entre los 2 y los 7 años, aunque también se han registrado casos en lactantes y chicos mayores de 8 años, que no presentan todos los síntomas pero que derivan en cuadros más complicados. Esta variante ha sido llamada: Síndrome de Kawasaki Atípico.

Los síntomas de la enfermedad de Kawasaki son: fiebre alta, por al menos 5 días; sarpullido en manos, pies e ingle; conjuntivitis; enrojecimiento de la lengua y los labios, y ganglios linfáticos inflamados.

Los especialistas la definen como un tipo de vasculitis o inflamación de los vasos sanguíneos, que puede provocar problemas cardíacos y aneurismas.

La mayoría de los niños se recuperan totalmente y sin secuelas cuando la enfermedad es tratada a tiempo. Su tasa de mortalidad está entre 0.1 y 0.2 por ciento.

Aunque no se ha determinado su etiología -causa que la produce- los especialistas han determinado que la enfermedad es el resultado final de una marcada activación del sistema inmune, bien sea por infecciones bacterianas o virales.

La enfermedad posee un componente genético, debido a que afecta sobre todo a niños de origen asiático.

También posee un condicionante ambiental. Es estacional y suele tener más incidencia en la primavera e inicios del verano, como ocurre también con las infecciones virales.

La peor pesadilla de un padre

Esta nueva enfermedad que está afectando a los niños de Estados Unidos y Europa tiene síntomas parecidos a los del Síndrome de Kawasaki y a los de un shock tóxico.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) la llamaron: Enfermedad Inflamatoria Multisistémica Infantil.

Según las autoridades, suele presentarse en niños que en algún momento se contagiaron con la COVID-19, pero que no experimentaron los síntomas de la primera fase del virus.

Hasta el momento han muerto tres chicos -de 5, 7 y 18 años- en Nueva York y uno de 9 años en Marsella, Francia.

El Departamento de Salud de Estados Unidos investiga 102 posibles casos. Mientras que en Europa hay 230 bajo observación.

A principios del mes de mayo los CDC instaron a todos los médicos del país a reportar los casos sospechosos de esta enfermedad que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, calificó como “la peor pesadilla de un padre”.

Por su parte, la OMS pidió a los médicos caracterizar este extraño síndrome.

Ver más