Últimas 15minutos

Entérate por qué debe interesarnos el sistema nervioso de las medusas

Las neuronas son posiblemente el tipo de célula más complicado que ha evolucionado

Las medusas de peine carecen de muchas proteínas neuronales (Cortesía Twitter @LoroParque)

15 minutos. Un nuevo estudio de las neuronas encontradas en los linajes animales más antiguos, como el de las medusas, revela pistas clave sobre la forma del sistema nervioso más ancestral.

Las neuronas, las células especializadas del sistema nervioso, son posiblemente el tipo de célula más complicado que ha evolucionado. En los seres humanos, estas células son capaces de procesar y transmitir grandes cantidades de información, pero su origen sigue siendo un viejo debate.

Ahora, científicos japoneses revelaron el tipo de mensajero -moléculas que transportan señales de una célula a otra- que probablemente funcionaba en el sistema nervioso más ancestral.

También hallaron similitudes clave entre el sistema nervioso de 2 linajes de animales que se separaron en los primeros tiempos: el linaje de las medusas y anémonas (también llamadas cnidarios) y el de las llamadas medusas de peine (ctenóforos), reavivando una hipótesis anterior de que las neuronas solo evolucionaron una vez. Publicaron sus resultados en Nature Ecology and Evolution.

A pesar de su supuesta simplicidad, se sabe muy poco sobre el sistema nervioso de los animales antiguos. De los 4 linajes de animales que se ramificaron antes de la aparición de animales más complejos, solo se sabe que los ctenóforos (el primer linaje antiguo en divergir) y los cnidarios (el último linaje antiguo en divergir) poseen neuronas.

Pero la singularidad del sistema nervioso de los ctenóforos en comparación con el de los cnidarios y los animales más complejos, así como la ausencia de neuronas en los 2 linajes que divergieron entre ambos, llevó a algunos científicos a plantear la hipótesis de que las neuronas evolucionaron 2 veces.

Comunicación neuronal

Hiroshi Watanabe, quien dirige la Unidad de Neurobiología Evolutiva del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa (OIST), sigue sin estar convencido. "Efectivamente, las medusas de peine carecen de muchas proteínas neuronales que vemos en linajes animales más evolucionados. Pero para mí, la falta de estas proteínas no es prueba suficiente de 2 orígenes neuronales independientes".

En su estudio, Watanabe se centró en un grupo antiguo y diverso de mensajeros neuronales. Denominados neuropéptidos, estas cortas cadenas peptídicas se sintetizan primero en las neuronas como una larga cadena peptídica; luego son escindidas por enzimas digestivas en muchos péptidos cortos. Constituyen la principal forma de mensajero que se encuentra en los cnidarios. También desempeñan un papel en la comunicación neuronal en los seres humanos y otros animales complejos.

Sin embargo, las investigaciones anteriores que han intentado encontrar neuropéptidos similares en las medusas de peine no han tenido éxito.

El principal problema, explicó Watanabe, es que los péptidos cortos maduros solo están codificados por secuencias cortas de ADN; además, mutan con frecuencia en estos linajes antiguos, lo que dificulta demasiado las comparaciones de ADN.

Aunque la inteligencia artificial ha identificado péptidos potenciales, estos aún no han sido validados experimentalmente.

Ver más