Últimas 15minutos

Con Beirut en el corazón

La colección Otoño-Invierno 2021 del libanés, Elie Saab, muestra la fortaleza del diseñador ante los sucesos que vivió esta ciudad y plasma en cada traje su deseo de un renacimiento

Para Elie Saab, la ciudad es un sentimiento, una experiencia, una impresión duradera (Cortesía Elie Saab)

15 minutos. “La belleza de Beirut supera las palabras”, nos dice Elie Saab, quien aunque no nació en esa capital (Damour, Líbano), está residenciado en ella. Los recientes acontecimientos que destruyeron una buena parte de Beirut también afectaron al diseñador. Su casa quedó semidestruida y el taller donde diseña también se transformó en escombros.

Podríamos decir que ha sido un año difícil para Saab, pues la moda, oficio al que se dedica, tampoco vive sus mejores momentos.

2020 ha sido un Annus horribilis para el arte, en cualquiera de sus expresiones. Sin embargo, el diseñador libanés no se deprimió ni se rindió.

Con Beirut en el corazón
Con Beirut en el corazón

Cuando llegó el momento de mostrar su propuesta de alta costura, 2 meses después de la fecha pautada, apareció con sus vestidos de sueño, ricos en materiales y en bordados. Sabía que suspender o no presentar la colección era darle oportunidad a la mala suerte. Así que con el recuerdo de una Beirut palpitante presentó su trabajo.

La colección puede catalogarse como majestuosa. Pero para su creador, esa opulencia solo trata de traducir lo que para él significa Beirut: un lugar entre la fantasía y la realidad.

Para Elie Saab, la ciudad es un sentimiento, una experiencia, una impresión duradera. Beirut es majestuosa y se queda en el recuerdo de quien la conoce y Saab es uno de ellos, de los que la sienten en su corazón.

La colección Otoño-Invierno 2021 es una reproducción de la fantasía. Es la negación de la devastación que se vivió en Beirut. Y no es que el couturier quiera negar lo sucedido, sino que no desea que Beirut se hunda en el odio y el caos.

De ensueño como Beirut

La única forma de lograrlo, para él, es a través de su trabajo, de su preocupación por la gente de su taller, por esas mujeres que bordan sus trajes y que son unas verdaderas artistas. Además, a través de ellas se preserva un arte ancestral. Para Saab, lo importante es conservar la majestuosidad de Beirut, de la que se siente parte.

Con Beirut en el corazón
En este capítulo también está la novia (Cortesía Elie Saab)

La presentación de la colección tuvo lugar en un bosque, que como todos los bosques de los cuentos de hadas, parece encantado. Se adueñó de una paleta de colores suaves. Telas de delicados azules susurrantes y muselinas de rubor rosado, dorados otoñales, transparencias que se cubren de un rico bordado, capas con aplicaciones de plumas que flotan con la brisa y corpiños volantes de cierta extravagancia.

Creaciones para las alfombras rojas más famosas que este año han estado guardadas. Solo Venecia se atrevió a extender la suya.

No faltan las lentejuelas que brillan como gotas de rocío sobre un vestido de mangas transparentes y sueltas.

En este capítulo también está la novia, porque Elie Saab sabe que muchas sueñan en llevar un traje con su firma para ese día tan especial. Para esta colección, creó un modelo de tornasolados brillos.

Elie Saab pinta un camino hacia adelante, una manera para que su Beirut brille hacia el futuro.

Abre las puertas a la esperanza, a un futuro lleno de posibilidades.

Ver más