Últimas 15minutos

3 estudiosos de los exóticos agujeros negros ganan el Nobel de Física

La estadounidense, Andrea Ghez, es la cuarta mujer en ser reconocida desde el primer premio otorgado en 1901

Einstein formuló la teoría que predice la existencia de los agujeros negros. Sin embargo, nunca llegó a entenderlos ni a aceptarlos (EFE/EPA/Fredrik Sandberg)

15 minutos. El británico Roger Penrose, el alemán Reinhard Genzel y la estadounidense Andrea Ghez recibirán el Premio Nobel de Física 2020, anunció la Real Academia de las Ciencias Sueca en Estocolmo. El primero de ellos, por sus descubrimientos sobre los agujeros negros y su relación con la Teoría de la Relatividad, y los dos restantes por hallar en el centro de la Vía Láctea lo que sería uno de ellos.

Penrose descubrió que "la formación de los agujeros negros es una predicción robusta de la Teoría General de la Relatividad", formulada por Albert Einstein hace más de 100 años.

A sus colegas alemán y estadounidense, Genzel y Ghez, respectivamente, se les distingue "por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia".

De acuerdo con la Academia, los agujeros negros son "uno de los fenómenos más exóticos del universo".

Los ganadores

Penrose nació en 1931 en Reino Unido y es profesor de la Universidad de Oxford. Genzel nació en Alemania en 1952, ha dirigido el Max Planck Institute de Física Extraterrestre y ejerce en la Universidad de California (Estados Unidos, EEUU). Ghez nació en 1965 en Nueva York y trabaja en Los Ángeles. Se trata de la cuarta mujer en ganar un Nobel de Física desde el primer premio otorgado en 1901.

Según la Academia Nobel, Penrose inventó ingeniosos métodos matemáticos para explorar la Teoría General de la Relatividad. Además, demostró que esta lleva a la formación de agujeros negros, esos monstruos en el tiempo y el espacio que capturan todo lo que entra en ellos. Nada puede escapar, ni siquiera la luz.

Einstein formuló la teoría que predice la existencia de los agujeros negros. Sin embargo, nunca llegó a entenderlos ni a aceptarlos.

Genzel y Ghez comparten el premio por haber descubierto que un objeto invisible y extremadamente pesado gobierna las órbitas de las estrellas en el centro de nuestra galaxia. Un agujero negro supermasivo es la única explicación conocida actualmente.

Durante la rueda de prensa celebrada en Estocolmo para el anuncio del premio, Ghez intervino en directo a través del teléfono.

La científica explicó que cuando descubrieron ese objeto masivo en el centro de la Vía Láctea lo primero que sintió "fue duda". "Hay que probar que lo estás viendo es realmente lo que está viendo". No obstante, también sintió "emoción, una combinación de ambas cosas".

La física destacó la importancia del conocimiento de los agujeros negros que "son bloques de construcción fundamentales del universo". A la pregunta de los periodistas, señaló que aún no se sabe qué hay dentro de ellos.

Ghez, cuarta mujer premiada con el Nobel de Física, dijo que esta circunstancia la siente como una responsabilidad y que espera poder "inspirar" a que otras mujeres entren en este campo de la ciencia "donde pueden hacer muchas cosas".

Sagitario A *

Genzel y Ghez lideran cada uno un grupo de astrónomos que, desde principios de la década de 1990, se ha centrado en una región llamada Sagitario A * en el centro de nuestra galaxia.

Las órbitas de las estrellas más brillantes y cercanas al centro de la Vía Láctea se han cartografiado con una precisión cada vez mayor. Las mediciones de estos dos grupos concuerdan. Ambos encontraron un objeto invisible extremadamente pesado que tira del revoltijo de estrellas, haciéndolas correr a velocidades vertiginosas. Alrededor de 4 millones de masas solares se agrupan en una región no mayor que nuestro sistema solar.

Usando los telescopios más grandes del mundo, Genzel y Ghez desarrollaron métodos para ver a través de las enormes nubes de gas y polvo interestelar hasta el centro de la Vía Láctea.

Extendiendo los límites de la tecnología, perfeccionaron nuevas técnicas para compensar las distorsiones causadas por la atmósfera terrestre. También construyeron instrumentos únicos y se comprometieron con la investigación a largo plazo. Su trabajo pionero nos ha proporcionado la evidencia más convincente hasta ahora de un agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea.

Más anuncios

El anunció del Nobel de Física sigue al de Medicina hecho el lunes, que recayó en los virólogos estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice, y el británico Michael Houghton, por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

El miércoles se anunciará el Nobel de Química. En días sucesivos, el de Literatura, Paz y finalmente Economía, el próximo lunes 12 de octubre.

Todos los premios incluyen una dotación económica, que este año aumentó a 10 millones de coronas suecas -un millón más respecto a 2019-; es decir, 1.121.533 dólares, a repartir en caso de más de un galardonado.

Tanto los anuncios de los premios como la entrega serán en esta edición en formato reducido por la pandemia del coronavirus.

Ver más