Últimas 15minutos

Un empresario ruso costeó el traslado de Navalni a Alemania

Boris Zimin, hijo del fundador de la compañía de telecomunicaciones Vimpelcom, Dmitri Zimin, confirmó que pagó por el transporte del opositor a Berlín

El opositor ruso está en coma debido posiblemente a una intoxicación (EFE/EPA/Sergei Ilnitsky)

15 minutos. El empresario y filántropo ruso Boris Zimin, afincado en Estados Unidos, costeó el traslado del líder opositor ruso, Alexéi Navalni, en avión medicalizado a Alemania para que lo traten de un posible envenenamiento, informó el propio Zimin.

Boris, hijo del fundador de la compañía de telecomunicaciones Vimpelcom, Dmitri Zimin, confirmó que pagó por el transporte del opositor a Berlín.

A la vez, el millonario se mostró sorprendido por el revuelo causado en las redes por esa noticia.

Según Zimin, "es muy triste" que la prestación de una ayuda de primera necesidad da lugar a tantas "palmaditas en la espalda".

El empresario agregó que agradece las muestras de agradecimiento. Sin embargo, aprovechó de llamar a todos sus lectores a recordar los casos de activistas rusos condenados, según él, injustamente o torturados "hasta la muerte".

"Les llamo a prestar atención y estrechar la mano de aquellas personas a nuestro alrededor que luchan por alguna causa por principios y por conciencia, arriesgando con ello su vida y su bienestar", escribió.

En una entrevista concedida en 2018, Zimin reveló que apoyaba el Fondo de Lucha contra la Corrupción de Alexéi Navalni desde su fundación en 2012.

Traslado del opositor

Navalni llegó este sábado a Berlín desde Siberia a bordo de un avión con personal médico para ser tratado en el hospital La Charité.

El opositor ruso está en coma debido posiblemente a una intoxicación. No obstante, los médicos rusos que le trataron primero hablaban de problemas de metabolismo.

Inicialmente los facultativos rusos negaron la autorización para el traslado de Navalni por considerar que no estaba en condiciones de hacerlo. Aun así, posteriormente cedieron, después de que el activista fuera examinado por médicos alemanes.

Los seguidores de Navalni creen que el activista fue víctima de un envenenamiento por un té que tomó en el aeropuerto de Tomsk, desde donde tomó un vuelo rumbo a Moscú.

La aeronave en la que viajaba el político, autor de varias investigaciones sobre la corrupción en las élites rusas, tuvo que aterrizar de emergencia en Omsk el pasado jueves por el desvanecimiento repentino del opositor.

Ver más