Últimas 15minutos

UE muy atenta a Libra, la criptomoneda de Facebook

Las monedas virtuales estables están asociadas al valor de una moneda tradicional, como el dólar o el euro, o a bienes materiales como el oro o los inmuebles

Se busca reducir la volatilidad que caracteriza a las criptodivisas de referencia, como bitcoin o ether/EFE

15 Minutos. La Unión Europea (UE) ve en Libra, el proyecto de criptomoneda de Facebook, un llamado de atención para trabajar en medios de pago más rápidos y baratos. Además, lo considera propicio para dar respuesta a los riesgos que plantean estas monedas virtuales.

"Deberíamos considerar las oportunidades y retos que presentan las criptodivisas estables. Libra, por ejemplo, es una señal de alerta para las instituciones europeas y los actores del mercado". Así lo indicó el vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, tras un consejo de ministros de Economía y Finanzas comunitarios.

De igual manera, añadió que el proyecto "indica claramente que hay una brecha en la oferta de pagos baratos, rápidos y convenientes y esto es lo que deberíamos trabajar".

Los Veintiocho debatieron este viernes una declaración conjunta que llama a adoptar un "enfoque común y coordinado" para "abordar apropiadamente los retos" que plantean las criptodivisas estables globales.

Las monedas virtuales estables están asociadas al valor de una moneda tradicional, como el dólar o el euro, o a bienes materiales como el oro o los inmuebles. De este modo, se busca reducir la volatilidad que caracteriza a las criptodivisas de referencia, como bitcoin o ether.

Estabilidad

La llegada de Libra, la criptomoneda de Facebook, y su alcance global, puso a las monedas virtuales estables en el radar de las instituciones. Esto, debido a que las más conocidas hasta el momento, como Tether o TrueCoin, tienen menor relevancia.

Estas monedas virtuales estables permiten hacer pagos más baratos y rápidos, especialmente cuando son transfronterizos. Sin embargo, plantean retos en materia de protección de los consumidores, privacidad, tributación, ciberseguridad, lavado de dinero, financiación del terrorismo o legales, según la declaración de los ministros.

Si su alcance es global, puede llegar a ponerse en riesgo la soberanía monetaria, la seguridad del sistema de pagos, la estabilidad financiera o la competencia, añadieron sin mencionar a Libra.

En este contexto, la UE aboga por adoptar un enfoque común frente a estas iniciativas.

Las entidades que quieran emitir criptodivisas estables tendrán que proporcionar "información total y adecuada urgentemente". Esto, con la finalidad de evaluar si se les pueden aplicar las reglas comunitarias.

"Ningún acuerdo para una moneda virtual estable debería empezar a operar en la UE hasta que los retos y riesgos legales, regulatorios y de supervisión hayan sido adecuadamente identificados y abordados", dice la declaración.

Bruselas ya pidió más información a Facebook sobre Libra antes de decidir si puede operar en el mercado europeo y bajo qué reglas.

Regulación en puertas

Dombrovskis defendió que el objetivo de la UE no es "matar la innovación, sino apoyarla y abordar los retos de forma proporcionada". Asimismo, aseguró que los mercados también se beneficiarán de tener mayor certeza legal a la hora de plantear nuevos proyectos.

Los ministros tienen previsto aprobar en diciembre la declaración, que supone un nuevo paso en el trabajo de Bruselas. La capital de Bélgica lleva meses estudiando las posibilidades de regular las criptodivisas.

El ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, insistió en su oposición a la criptomoneda Libra porque no quieren que los gigantes digitales "se adueñen de competencias que son de los Estados", como la divisa.

A su juicio, la solución al problema de los pagos transfronterizos debe provenir del sector bancario. No obstante, afirmó que "a largo plazo" la UE debería reflexionar sobre la posibilidad de crear una moneda virtual pública.

Ver más

Más Compartidas