Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Retiran miles de plegarias del Muro de los Lamentos, en limpieza pre Pésaj

A través de la web de la Fundación, se enviaron 30.000 plegarias online, siendo los países que más peticiones realizaron por esta vía EEUU, Brasil, Ucrania, Canadá, Rusia, Colombia o Eslovaquia

Las plegarias retiradas este domingo se acumularon en los últimos seis meses, ya que el muro se limpia de estos papeles dos veces al año (EFE/EPA/Abir Sultan)

15 minutos. Con guantes y utensilios de madera, trabajadores de la Fundación del Muro de los Lamentos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, retiraron cientos de miles de plegarias escritas en pequeños papeles que los fieles introducen entre las grietas de ese muro, sagrado para los judíos.

A través de la web de la Fundación, se enviaron 30 mil plegarias online, siendo los países que más peticiones realizaron por esta vía EEUU, Brasil, Ucrania, Canadá, Rusia, Colombia o Eslovaquia.

Las plegarias retiradas este domingo se acumularon en los últimos 6 meses, ya que el muro se limpia de estos papeles 2 veces al año, una antes del Pésaj o Pascua judía -que comienza este miércoles- y otra antes del Rosh Hashana o Año Nuevo Judío, que se celebra en septiembre.

Plegarias

Además de los cientos de miles de fieles y turistas que acuden al muro a orar y hacer plegarias, la Fundación del Muro de los Lamentos permite realizar esas peticiones a través de su página web, que recibe una media de 3 mil al mes, que son colocadas entre las piedras del muro por sus trabajadores.

En el último año se han enviado más de 100 mil plegarias online a la web, lo que supone un aumento del 30 % respecto al año anterior.

Las notas se retiran siguiendo las pautas halájicas (norma judía), es decir, utilizando guantes y utensilios de madera desechables, y así se deja espacio para las nuevas notas de los turistas y visitantes que lleguen a Jerusalén en los próximos meses.

Las notas se recolectaron en sacos y se enterrarán junto con libros sagrados desgastados que se transfieren a una espacio designado, una actividad que estuvo supervisada por el rabino del Muro de los Lamentos y los lugares sagrados, Shmuel Rabinowitz.

Más vistas