Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Parlamento polaco debate ley que prohíbe manifestaciones a favor del colectivo LGTBI

El proyecto fue presentado por la Fundación Vida y Familia de la activista provida Kaja Godek, tras recabar las 14.000 firmas necesarias

La tarde de este jueves, unas 300 personas se concentraron frente al Parlamento, según Gazeta Wyborcza, con pancartas defendiendo que "el amor no conoce género" (EFE/EPA/Jacek Szydlowski)

15 minutos. El Parlamento de Polonia debatió este jueves un proyecto de ley que prohibiría las manifestaciones a favor del colectivo LGTBI, en una primera lectura de la legislación.

La ley estipula que, en el futuro, una reunión pública no podrá tener como objetivo “cuestionar el matrimonio como relación entre una mujer y un hombre” o “propagar la extensión del matrimonio a personas del mismo sexo”.

Las manifestaciones tampoco podrán promover la adopción de niños por parte de parejas homosexuales o una “orientación sexual distinta de la heterosexual”.

Este proyecto fue presentado por la Fundación Vida y Familia de la activista provida Kaja Godek, tras recabar las 14.000 firmas necesarias. Antes del debate, centenares de personas salieron a las calles de Varsovia para protestar contra el proyecto de ley.

Piden no discriminar al colectivo LGTBI

La tarde de este jueves, unas 300 personas se concentraron frente al Parlamento, según Gazeta Wyborcza, con pancartas defendiendo que “el amor no conoce género”.

Amnistía Internacional hizo un llamado a los legisladores para que no respalden el proyecto de ley, ya que deberían darse cuenta “de que el amor es amor” y que la propuesta es “odiosa, discriminatoria y restrictiva del derecho de las personas a la protesta pacífica”. “Tales restricciones son inaceptables”, dijo la organización.

Muchos políticos del partido gobernante Ley y Justicia (PiS), hicieron campaña abiertamente contra la comunidad LGTBI. Casi 100 ciudades y regiones se declararon zonas “libres de ideología LGTBI”.

La mayoría de ellas se encuentran en el este y el sur del país, las zonas más católicas del país, que se vieron obligadas a revocar este estatus en algunos casos después de que la Comisión Europea suspendiera las negociaciones sobre la financiación regional como consecuencia.

Más vistas