Últimas 15minutos

Parlamento Europeo pidió consagrar el aborto como derecho fundamental en la UE

Una treintena populares europeos se pronunciaron a favor del texto, solo los miembros del PP, los de Vox y el eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá lo hicieron en contra

"La salud y los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos fundamentales que deben protegerse", recalcan los eurodiputados (EFE/EPA/TOMS KALNINS/Archivo)

15 minutos. El Parlamento Europeo reclamó este jueves que se consagre el derecho al aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (UE).

Esto apenas 2 semanas después del fallo del Tribunal Supremo de EEUU que anuló una protección federal de este derecho que llevaba en vigor desde 1973.

Una coalición de los grupos socialdemócrata, liberal, verde y de la izquierda de la Eurocámara logró una mayoría alternativa que no requiere a los populares europeos para sacar adelante esta solicitud de reformar el artículo 7 de la Carta, que ahora consagra el derecho al respeto de su vida privada y familiar, su domicilio y sus comunicaciones, para añadir el derecho "a un aborto seguro y legal".

Entre los españoles que votaron, solo los miembros del PP, los de Vox y el eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá lo hicieron en contra.

Una treintena populares europeos se pronunciaron a favor del texto.

"La salud y los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos fundamentales que deben protegerse", recalcan los eurodiputados.

Condenaron los recientes retrocesos en los derechos de las mujeres "en Estados Unidos y en algunos Estados miembros" de la UE.

Reformar la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que recoge los derechos civiles, políticos, económicos y sociales de los europeos y se proclamó en el año 2000, requiere la unanimidad de todos los Estados miembros para ser reformada, incluidos aquellos que aún no protegen el derecho al aborto, como Polonia y Malta.

Pese a la carga simbólica de la condena del Parlamento Europeo a la pérdida de este derecho para mujeres en todo el mundo, ni siquiera lograr reformarla obligaría a todos los Estados miembros a proteger el aborto seguro en sus ordenamientos jurídicos, ya que la Carta solo es vinculante en áreas del derecho donde la Unión Europea tiene competencias.

La resolución

La resolución se aprobó por 324 votos a favor, 155 en contra y 38 abstenciones. Recuerda también que las prohibiciones y otras restricciones al aborto "afectan de manera desproporcionada a las mujeres en situación de pobreza, en particular las mujeres racializadas y de zonas rurales. Además de las personas LGBTIQ, las mujeres con discapacidad, las adolescentes, las mujeres migrantes y los hogares monoparentales encabezados por mujeres".

"Las mujeres que, debido a barreras financieras o logísticas, no pueden permitirse viajar a clínicas de salud reproductiva en estados o países vecinos corren un mayor riesgo de sufrir tratamientos inseguros y potencialmente mortales y de verse obligadas a llevar a término su embarazo contra su voluntad, lo que constituye una violación de los derechos humanos y una forma de violencia de género", advierte la Eurocámara.

Desde la sentencia del Supremo estadounidense, publicada a finales de junio, 14 de los 50 estados ya han limitado el acceso al aborto de alguna manera y se espera otros 6 apliquen nuevos límites.

Según el PE, la Comisión y los Estados miembros, además de promover la inclusión de este derecho en la Declaración Universal de Derechos Humanos deben "intensificar su apoyo político" a los defensores de los derechos humanos, los proveedores de asistencia sanitaria u organizaciones de la sociedad civil y de base que defienden los derechos de las mujeres y la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

La eurodiputada de Ciudadanos Soraya Rodríguez, una de las promotoras del texto, celebró tras el voto que "el camino para conseguir que el derecho al aborto legal y seguro sea un derecho fundamental se abre paso".

Confió en que este paso logre "estrechar las posibilidades de que estados miembros, como Polonia, Hungría o Eslovaquia, continúen vulnerándolo".

"Los derechos valen lo que valen sus garantías. Queremos dotar al derecho al aborto legal y seguro de todas las garantías políticas, constitucionales y políticas", recalcó.

Ver más