Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Para EEUU, las acciones de Israel no constituyen un apartheid

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense declinó en rueda de prensa pronunciarse sobre el informe de Amnistía Internacional

Amnistía solicitó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un embargo "integral" de armas a Israel (EFE/EPA/Abir Sultan)

15 minutos. El Gobierno de Estados Unidos (EEUU) “rechaza la visión de que las acciones de Israel constituyen un apartheid”, después de que la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) publicara un informe en el que acusa a las autoridades israelíes de estos crímenes contra la población palestina.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense Ned Price declinó en rueda de prensa pronunciarse sobre el informe. Sin embargo, recordó que “los informes del Departamento nunca han usado esa terminología“, según la transcripción facilitada por el propio Departamento a través de su página web.

“Estamos comprometidos a promover el respeto a los derechos humanos en Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza. Tenemos una duradera asociación con Israel y discutimos un amplio abanico de asuntos con nuestros homólogos israelíes, incluidos los relacionados con los derechos humanos“, reseñó.

Asimismo, Price manifestó el apoyo de EEUU a los “esfuerzos” de Israel, la Autoridad Palestina y activistas para “garantizar la rendición de cuentas por violaciones y abusos de los derechos humanos”. También pidió a las partes que eviten “acciones unilaterales que incrementen las tensiones”.

“Estas acciones incluyen la anexión de territorios, la actividad en asentamientos, las demoliciones, la incitación a la violencia y la entrega de compensaciones a individuos encarcelados por actos de terrorismo”, enumeró Price.

Nos tomamos con seriedad todas las acusaciones de derechos humanos, lo que es así en todo el mundo, incluidas las acusaciones sobre detenciones arbitrarias, y seguimos pidiendo respeto por los derechos humanos a nivel mundial”, precisó.

“Absurdo”

Por su parte, el embajador de EEUU en Israel Tom Nides tildó de “absurdo” el informe. “Vamos, esto es absurdo. No es el lenguaje que hemos usado ni el que usaremos”, dijo Nides en su cuenta en la red social Twitter.

Horas antes, Nides había manifestado durante una conferencia en la sede de un “think tank” en Tel Aviv que la solución de 2 Estados sigue siendo la prioridad de Washington. Defendió que los palestinos deben tener los mismos derechos que los israelíes.

Creemos que merecen dignidad y seguridad como los israelíes, es nuestra creencia fundamental que lo merecen“, dijo, según el diario The Times of Israel. “Va en favor de los intereses a largo plazo de Israel tratar a los palestinos con respeto y dignidad con la esperanza de crear impulso para una solución de 2 Estados”, afirmó.

El informe

La ONG AI acusó al Gobierno de Israel de cometer crímenes de apartheid contra la población palestina. Además, reclamó al Tribunal Penal Internacional (TPI) que lo considere en sus investigaciones en marcha en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO).

Amnistía solicitó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un embargo “integral” de armas a Israel que abarque las municiones y equipos antidisturbios. También pidió sanciones, como el bloqueo de activos contra los funcionarios más implicados en la comisión de estos crímenes.

Las autoridades israelíes deben rendir cuentas por cometer el crimen de apartheid contra la población palestina“, indicó la organización. El informe recoge que Israel “impone un sistema de opresión y dominación a la población palestina en los lugares donde tiene el control de los derechos de esta”.

“Nuestro informe revela el verdadero alcance del régimen de apartheid israelí. Vivan en Gaza, Jerusalén Este, Hebrón o en el propio Israel, los palestinos y palestinas son tratados como un grupo racial inferior al que se priva sistemáticamente de sus derechos”. De esta forma lo denunció la secretaria general de AI Agnès Callamard.

Concluimos que las crueles políticas de segregación, desposesión y exclusión en los territorios que están bajo control de Israel constituyen sin duda apartheid. La comunidad internacional tiene la obligación de actuar”, indicó. Asimismo, afirmó que “no hay justificación posible para un sistema construido en torno a la opresión racista institucionalizada y prolongada de millones de personas”.

Justicia internacional

Hizo hincapié en que “el apartheid no tiene cabida en el mundo y los Estados que deciden hacer concesiones a Israel se encontrarán en el lado equivocado de la historia”. “Los Gobiernos que continúan suministrando armas a Israel y que lo protegen de la rendición de cuentas ante la ONU están apoyando un sistema de apartheid, menoscabando el orden jurídico internacional y exacerbando el sufrimiento del pueblo palestino”.

Por ello, sostuvo que “la comunidad internacional debe afrontar la realidad del apartheid israelí y recurrir a las numerosas vías para que se haga justicia que permanecen lamentablemente inexploradas”.

Amnistía dijo que ha documentado actos cometidos por Israel prohibidos en la Convención contra el Apartheid y el Estatuto de Roma. Afirmó que se promulgan “múltiples medidas” para negar a los palestinos sus derechos y libertades fundamentales. Es “un ataque sistemático y generalizado” con el objetivo de “mantener el sistema de opresión y dominación”.

Más vistas