Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los padres de la niña Madeleine McCann están “decepcionados” con el último fallo del TEDH

El Tribunal rechazó que el detective portugués Gonçalo Amaral manchó la reputación de la pareja con la teoría de que había sido responsable

La investigación sobre Madeleine dio un giro en 2020 (Cortesía Twitter @gamb_pablo)

15 minutos. Los padres de Madeleine McCann, la niña británica desaparecida en 2007 a los 3 años cuando estaban de vacaciones en Portugal, se mostraron este martes “decepcionados” por un fallo desfavorable del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Sin embargo, señalaron que “mucho ha cambiado” desde que plantearon la demanda inicial.

“Naturalmente, estamos decepcionados con la decisión” de la corte de Estrasburgo (Francia), que rechazó que el detective portugués retirado Gonçalo Amaral manchó su reputación con la teoría de que habían sido responsables de lo ocurrido, según un comunicado recogido por la agencia británica PA.

La PA indicó que los padres de Madeleine no piensa recurrir el dictamen, que pone fin a un proceso legal iniciado hace más de una década ante la Justicia portuguesa.

Afirmaciones infundadas

“Mucho ha cambiado desde que iniciamos los procedimientos legales hace 13 años contra Amaral”, su editorial y su productora por el libro y documental en el que exponía su hipótesis, dijeron en la nota.

Asimismo, explicaron que tomaron las medidas legales “por una sola razón”. “Las afirmaciones infundadas de Amaral estaban teniendo un impacto perjudicial en la búsqueda de Madeleine“.

Pensaron entonces que si la opinión pública creía que ellos estaban involucrados, dejaría de “estar alerta a posibles pistas y quizás no facilitara la información relevante a las agencias policiales pertinentes”.

Búsqueda de Madeleine

La pareja dijo en el comunicado que “la atención se centra ahora con acierto en la búsqueda de Madeleine y su(s) secuestrador(es)”.

Los McCann agradecen su trabajo a las policías “británica, alemana y portuguesa”. También confían en que algún día rendirán cuentas los responsables de la suerte de su hija. Presuntamente, la secuestraron cuando dormía con sus hermanos en su habitación de un complejo hotelero mientras sus padres cenaban cerca con unos amigos.

En su fallo, los jueces europeos estimaron que Portugal no violó su derecho a la presunción de inocencia. El libro que publicó Amaral, además de tener una base argumental basada en hechos, no fue el que desencadenó la campaña mediática que los puso en el centro de atención; esta había comenzado antes.

Consideraron que el potencial daño a su reputación se produjo cuando fueron inculpados en las primeras investigaciones policiales. Sin embargo, la Fiscalía portuguesa acabó levantando las acusaciones en julio de 2008, 3 días antes de la publicación del polémico libro del detective, quien se ocupó inicialmente del caso.

La investigación sobre Madeleine dio un giro en 2020. La Fiscalía alemana dijo que creía que la niña estaba muerta y que el responsable podía ser Christian Brueckner; al hombre lo encarcelaron en Alemania y posteriormente lo inculparon a petición de la Justicia portuguesa.

Más vistas