Últimas 15minutos

Liberan a 259 personas esclavizadas en mezquita de Nigeria

El comisario de la policía señaló que las personas estuvieron detenidas y encadenadas entre dos y diez años

Según testimonios, las personas en estos centros de detención fueron maltratadas y obligadas a realizar trabajos forzosos (Imagen referencial)

15 minutos. A un total de 259 personas las liberaron de un centro de detención ilegal ubicado en una mezquita de la ciudad de Ibadan, en el suroeste de Nigeria, donde vivían en condiciones de esclavitud, según informó la Policía.

A los cautivos los liberaron este lunes, cuando policías del estado de Oyo, del que Ibadan es capital, irrumpieron en la mezquita.

El comisario de la Policía, Shina Olukolu, citado este martes por la prensa local, precisó que en ese centro hallaron a 34 mujeres, 191 hombres, 11 niños y 23 enfermos que "supuestamente estuvieron detenidos y encadenados entre dos y diez años".

Las fuerzas del orden actuaron tras estar alertadas por un joven de 17 años que logró escapar de un lugar similar en Ibadan.

"El joven dijo que las víctimas eran maltratadas y mal alimentadas, se les trataba como esclavas y realizaban trabajos forzosos. Y, a menudo, las muertes no se comunicaban a nadie", explicó Olukolu a los periodistas.

"Cuando la Policía llegó allí, descubrimos hombres y mujeres jóvenes en cautividad en un especia de mazmorra. De hecho, la inhumanidad del hombre hacia el hombre se manifestó en este entorno", agregó el comisario.

En relación con este hallazgo detuvieron a nueve personas, incluido el dueño del centro.

Estos centros son habituales en el país

No es la primera vez que salen a la luz los horrores de este tipo de centros, que suelen ser correccionales y habituales sobre todo, en el norte del país, de mayoría musulmana.

A los jóvenes los suelen enviar sus padres para que modifiquen su comportamiento o abandonen hábitos perjudiciales como el consumo de drogas.

Del primer centro que saltó a la luz pública, a finales de septiembre pasado y localizado en el estado norteño de Kaduna, liberaron a unas 300 víctimas encadenadas por los tobillos, y sometidas abusos y torturas.

El Gobierno nigeriano prometió entonces investigar esta clase de prácticas tras afirmar que "ningún gobierno democrático responsable toleraría la existencia de cámaras de tortura y abusos físicos de los internos como forma de rehabilitación".

También el pasado 19 de octubre liberaron a otros 147 presos en una escuela religiosa en Kaduna donde los maltrataban y los mantenían encadenados.

Ver más

Más Compartidas