Últimas 15minutos

Irán pidió a EEUU abandonar el golfo Pérsico "lo antes posible"

El portavoz de Exteriores de Irán insistió este lunes en que las Fuerzas Armadas de su país deben patrullar "sin obstáculos" en la región

El Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (Centcom) denunció el pasado miércoles que 11 embarcaciones de la Guardia Revolucionaria de Irán se aproximaron a buques de guerra estadounidenses en el golfo Pérsico (EFE/EPA/Armada de EEUU)

15 minutos. Irán afirmó este lunes que la presencia de las tropas de Estados Unidos (EEUU) en el golfo Pérsico es "ilegal" y que deben abandonar "lo antes posible" esta región, en la que se han producido recientemente incidentes entre ambos países.

"La presencia de las fuerzas estadounidenses impide la patrulla legal y normal de las Fuerzas Armadas iraníes". Así lo indicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores de Irán, Abas Musaví. Asimismo, señaló que ese fue el motivo por el que las tropas iraníes "reaccionaron".

El Mando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (Centcom) denunció el pasado miércoles que 11 embarcaciones de la Guardia Revolucionaria de Irán se aproximaron a buques de guerra estadounidenses en el golfo Pérsico. Centcom calificó los movimientos de "peligrosos".

La Guardia Revolucionaria ofreció otra versión. En un comunicado publicado el domingo, indicó que "las fuerzas navales terroristas estadounidenses" llevaron a cabo maniobras "poco profesionales y provocativas", al interceptar este mes en dos ocasiones al barco iraní Shahid Siavashí.

Por ello, la Marina de este cuerpo militar de élite de Irán aumentó sus unidades de patrulla en el golfo Pérsico. Igualmente, aconsejó a EEUU que respete los protocolos marítimos internacionales en el lugar. Incluso, advirtió con dar "una respuesta decisiva" a cualquier error de cálculo.

Tensión en alza

El portavoz de Exteriores insistió este lunes en que las Fuerzas Armadas iraníes deben patrullar "sin obstáculos". Además, "la seguridad de la región es proporcionada por Irán y los países de la región".

La tensión entre Teherán y Washington escaló dramáticamente en el golfo Pérsico el año pasado. En ese entonces, se registraron una serie de ataques y sabotajes entre mayo y septiembre. Específicamente, contra buques militares y comerciales o instalaciones petroleras en Arabia Saudí.

Washington acusó de la mayoría de estos incidentes a Irán, que siempre rechazó su implicación en los mismos, excepto en aquellos casos en los que ha reivindicado la autoría de acciones contra objetivos estadounidenses. Por ejemplo, el derribo de un dron el pasado junio.

Además, ambos países estuvieron a punto de entrar en enero pasado en una confrontación directa tras asesinar EEUU, en un bombardeo en Bagdad, al poderoso general de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimaní.

Ver más