Últimas 15minutos

Piden 20 años de cárcel para hermano de Abdelaziz Buteflika

El hermano del expresidente argelino está acusado de conspiración para debilitar al poder del Ejército

El dimitido presidente argelino, Abdelaziz Buteflika. (Wikimedia)

15 minutos. La fiscalía argelina pidió una pena de 20 años de prisión para Said Bouteflika, hermano del dimitido presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, por un supuesto caso de "complot" contra el Estado, informó este martes la prensa local.

La justicia castrense, que podría pronunciarse este miércoles, juzga también a los dos exjefes de inteligencia militar "Tawfik" y Athmane Tartag; la exjefa del Partido de los Trabajadores Luisa Hanun; el antiguo jefe del Ejército Jaled Nezzar y su hijo Lotfi y el gerente de la Sociedad Argelina de Farmacia, Farid Belhamdin.

Todos ellos están acusados de participar en una supuesta conspiración para debilitar el poder del Ejército con apoyo de una potencia extranjera, en alusión a Francia; un delito que puede conllevar a penas de entre cinco y diez años de cárcel.

Mientras los cuatro primeros se encuentran en prisión provisional desde principios de mayo, Khaled Nezzar, Lotfi Nezzar y Belhamdine Farid huyeron al extranjero y pesa una orden de arresto internacional sobre ellos.

Actualidad

Según la agencia estatal APS, durante el primer día de audiencia, que empezó este lunes en el tribunal militar de Blida (cercano a Argel) a puerta cerrada y sin acceso a la prensa, Tartag se negó a comparecer mientras Said rechazó responder a las preguntas de los jueces.

Said, benjamín de los Buteflika, fue consejero presidencial y ejercía como regente desde el grave "accidente cardiovascular" que dejo al mandatario en 2013 físicamente discapacitado.

Por su parte, "Tawfik" dirigió durante más de 25 años los temidos servicios secretos y fue considerado uno de los hombres más poderosos del país hasta el punto de ser señalado como uno de los probables sucesores del presidente.

En cuanto al general Khaled Nezzar, figura clave en el estallido de la guerra civil argelina (1992-2002), se encuentra actualmente en España por "motivos médicos" según su entorno.

Según el diario digital Tout sur l'Algerie (TSA), una denuncia del jefe del Ejército y nuevo hombre fuerte del país, el general Ahmed Gaïd Salah, podría estar en el origen de estos arrestos.

Salah impulsó una campaña de "manos limpias" que llevó a la cárcel a militares, políticos, ministros y empresarios próximos al clan Bouteflika, todos ellos acusados de delitos de corrupción, principal denuncia de los manifestantes contra el régimen.

¿Ajuste de cuentas?

Sin embargo, algunas voces críticas ponen en entredicho que se trate de una campaña de limpieza y apuntan más bien a un ajuste de cuentas por parte del actual círculo de poder.

Argelia es escenario de manifestaciones populares masivas todos los viernes y martes desde que el pasado 22 de febrero un grupo de jóvenes desafiaran a las fuerzas de seguridad y salieran a las calles para oponerse a un quinto mandato del entonces presidente, Abdelaziz Bouteflika, gravemente enfermo desde 2013.

El mandatario, de 81 años, renunció a su puesto a principios de abril forzado por las protestas y por la presión del propio Gaïd Salah, y fue sustituido por el presidente del Senado, Abdelkader Bensalah, quien asumió la jefatura del Estado con el compromiso de convocar presidenciales en un plazo de 90 días.

Bensalah, que al igual que Gaïd Salah accedió a su cargo como presidente del Senado al inicio de la segunda legislatura de Bouteflika (2004-2009), eludió, sin embargo, el mandato y se mantiene al frente del Estado pese a las dudas legales que ello suscita.

El gobierno anunció la semana pasada elecciones presidenciales para reemplazar al presidente Abdelaziz Bouteflika, que se celebrarán el próximo 12 de diciembre.

Ver más

Más Compartidas