Últimas 15minutos

El papa afirmó que "una legislación cuidadosa" puede reducir las amenazas de la tecnología

Como ejemplos citó "la lacra de la pornografía infantil, la explotación de datos personales y los ataques a infraestructuras críticas como los hospitales"

Francisco subrayó que “no se trata de frenar el progreso tecnológico” (EFE/EPA/Vaticano)

15 minutos. El papa Francisco se dirigió este viernes a los miembros de la Red Internacional de Legisladores Católicos, en un discurso en el que pidió legislaciones que protejan de las amenazas de la tecnología.

Como ejemplos citó "la lacra de la pornografía infantil, la explotación de datos personales, los ataques a infraestructuras críticas como los hospitales y las noticias falsas difundidas a través de las redes sociales”.

Francisco comenzó su discurso disculpándose por no poder hablar de pie porque todavía está en el postoperatorio de su intervención de colon por la que estuvo ingresado 10 días a principios de julio.

Dirigiéndose a los parlamentarios católicos, el papa afirmó que uno de los mayores desafíos de hoy es "la administración de la tecnología para el bien común".

Dijo que "las maravillas de la ciencia y la tecnología moderna han aumentado nuestra calidad de vida". Sin embargo, “abandonadas a su suerte y a las fuerzas del mercado, sin una orientación adecuada por parte de las asambleas legislativas y otras autoridades públicas guiadas por un sentido de responsabilidad social, estas innovaciones pueden amenazar la dignidad del ser humano”.

Francisco subrayó que “no se trata de frenar el progreso tecnológico”. También precisó que “una legislación cuidadosa puede y debe guiar la evolución y la aplicación de la tecnología para el bien común”.

La COVID-19 y sus causas profundas

El papa también habló de la pandemia de coronavirus. Animó a los políticos a "colaborar, a través de su acción política, en la renovación integral de sus comunidades y de toda la sociedad",

"El objetivo no es simplemente derrotar al virus". Ni siquiera "volver al status quo antes de la pandemia. ¡No, sería una derrota!”. De lo que se trata es de "abordar las causas profundas que la crisis ha revelado y amplificado: la pobreza, la desigualdad social, el desempleo generalizado y la falta de acceso a la educación", apuntó.

Entre los asistentes se encontraba el primer ministro húngaro Viktor Orban. Acudió a Roma para este encuentro y pudo, como el resto de los participantes, saludar al pontífice.

El papa se reunirá con Orban el 12 de septiembre en Budapest. Se trata de la primera etapa de un viaje internacional de 4 días en el que visitará la capital húngara y Eslovaquia.

Ver más