Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Crece tensión entre Turquía e Israel por caso de presunto espionaje

Una pareja de turistas de Israel fue detenida y acusada de espionaje por haber sacado fotos en Estambul a la residencia del dictador turco

(Wikimedia)

15 minutos. Una pareja de turistas de Israel y un ciudadano turco fueron detenidos y acusados de espionaje por haber sacado fotos en Estambul a la residencia del líder del régimen de Turquía Recep Tayyip Erdogan.

La versión electrónica del diario Sabah indica que los tres son acusados de espionaje “político y militar” por tomar fotos de las instalaciones presidenciales desde la torre de Camlica, una popular atracción turística en la ciudad.

Los acusados fueron detenidos en el restaurante de la torre después de que los empleados del lugar avisaran a la policía.

Tras ser interrogados por la policía, los dos israelíes y el turco fueron trasladados a la oficina de la fiscalía de Estambul. Allí se presentaron los cargos en su contra.

El Ministerio de Exteriores de Israel niega que los detenidos sean espías. Mientras que la prensa israelí asegura que la pareja -de mediana edad- fue detenida durante una excursión turística en un barco.

Tanto el Gobierno israelí como un abogado contratado por la familia de los detenidos, están en contacto con las autoridades turcas para aclarar el caso.

La prensa israelí precisa que los dos detenidos son empleados de una empresa de autobuses en Israel, que viajaron a Estambul de vacaciones.

Las relaciones entre Israel y Turquía son tensas desde hace años, sobre todo por el conflicto palestino. Aunque los intercambios comerciales y la cooperación militar entre los dos países sigue adelante.

Son inocentes

El primer ministro de Israel, Naftali Benet, defendió a la pareja de israelíes detenidos en Turquía y acusados de espionaje, enfatizó que son “civiles inocentes” y dijo que su Gobierno está haciendo “todo lo posible” para liberarlos.

“Se trata de dos civiles inocentes que se han visto atrapados por error en una situación compleja”, señaló hoy Benet durante la sesión semanal del Gabinete de ministros, en referencia a la pareja de turistas detenida por haber fotografiado en Estambul la residencia del presidente turco, el islamista conservador Recep Tayyip Erdogan.

“Ayer hablé con la familia y estamos haciendo todo lo posible para resolver el problema”, agregó el mandatario. Dijo estar trabajando junto al ministro de Exteriores, Yair Lapid, para gestionar su regreso a Israel.

Más vistas