Últimas 15minutos

China respondió al G7: se acabó que un grupo de países tome las decisiones globales

Para Pekín las normas mundiales están basadas en principios de la Carta de la ONU y no en reglas de un grupo de naciones

Biden convenció al resto de líderes del G7 sobre la necesidad de lanzar un gran plan de infraestructuras que contrarreste el avance de China (EFE/EPA/Neil Hall/International Pool)

15 minutos. Los días en que las decisiones globales eran dictadas por un pequeño grupo de países hace mucho tiempo que acabaron, así respondió China a los mandatarios reunidos en la Cumbre del G7.

El gigante asiático considera que los asuntos mundiales deben gestionarse a través de la consulta con todos los países, sean grandes o pequeños.

Las declaraciones del portavoz de la Embajada china en Londres fueron colgadas en su página web.

Reiteró que "solo hay un sistema y un orden internacional en el mundo, el que tiene a las Naciones Unidas en su núcleo".

Las normas mundiales están basadas en principios de la Carta de la ONU y no en "supuestas reglas formuladas por un pequeño número de países".

"Siempre hemos creído que los países, grandes o pequeños, fuertes o débiles, fuertes o ricos, son iguales, y que los asuntos mundiales deben gestionarse consultando a todos los países", dijo el portavoz.

En respuesta a los llamamientos lanzados en la cumbre del G7, Pekín afirma que "solo hay un tipo de multilateralismo".

Basado en la Carta de la ONU y el derecho internacional, frente al "pseudomultilateralismo que sirve a intereses de una camarilla o un bloque político".

Solicitud de China al G7

Por ello, pidió a los "países relevantes" que den pasos para mantener los objetivos y principios de la Carta de la ONU.

Hacer "esfuerzos reales" para conseguir vencer pronto al coronavirus, responder de forma eficaz contra el cambio climático y trabajar para una recuperación económica global "robusta".

La reacción china se produce después de los planteamientos formulados por el presidente estadounidense, Joe Biden.

Biden convenció al resto de líderes del G7 sobre la necesidad de lanzar un gran plan de infraestructuras que contrarreste el avance de China.

En ese sentido, los dirigentes del G7 acordaron el sábado lanzar la iniciativa Build back better for the world (reconstruir mejor para el mundo) para "responder a las necesidades tremendas de infraestructuras en los países de ingresos medios y altos", según la Casa Blanca.

El plan quiere ser una alternativa al proyecto chino One Belt, One Road (una ruta, un cinturón), que pretende revitalizar la conocida como Ruta de la Seda mediante la modernización de infraestructuras y telecomunicaciones para mejorar la conectividad entre Asia y Europa.


Ver más