Últimas 15minutos

Bruselas reconoce avances positivos en plan de Johnson

La nueva propuesta supondría que que Irlanda del Norte se mantenga alineada con las normas del mercado único tras el "brexit"

El primer ministro británico, Boris Johnson (Neil Hall/EFE)

15 minutos. La Comisión Europea recibió este miércoles la primera propuesta concreta del Reino Unido para desbloquear el "brexit", un plan que acogió señalando ciertos avances pero también apuntando a "problemas" en áreas clave como el "delicado equilibrio" que protegen los acuerdos de paz.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, mantuvo esta tarde una llamada telefónica con el primer ministro británico, Boris Johnson, nada más recibir su carta con las nuevas propuestas, que supondrían que Irlanda del Norte se mantenga alineada con las normas del mercado único tras el "brexit", pero solo en la circulación de mercancías y de forma temporal.

"El presidente señaló que aún hay puntos problemáticos que necesitarán más trabajo en los próximos días (…) El delicado equilibrio que logran los Acuerdos del Viernes Santo debe preservarse", señaló la Comisión.

Bruselas mantiene sus dudas de que esta propuesta cumpla todos los objetivos de la salvaguarda pactada entre Londres y Bruselas y que ahora rechaza Johnson, un plan que garantizaba la estabilidad en la isla aún si no se lograra un acuerdo comercial antes de que el Reino Unido esté totalmente desvinculado de la legislación europea.

No limitada

"Debemos tener una solución legalmente operativa que cumpla con todos los objetivos de la salvaguardia: prevenir una frontera dura, preservar la cooperación Norte-Sur y la economía de la isla y proteger el mercado único europeo y su lugar de Irlanda en el mismo", dijo Juncker en su conversación con Johnson.

La propuesta de Johnson recoge que Irlanda del Norte saldría junto con el resto del país del espacio aduanero de la UE, lo que involucrará la instalación de controles fronterizos, pero al mismo tiempo se mantendría alineada con las reglas del mercado único.

Uno de los puntos clave de la postura de Bruselas es que la salvaguarda irlandesa, o la propuesta que la sustituya, no puede ser limitada en el tiempo, un reclamo que no cumple el nuevo plan de Johnson al darle a Irlanda del Norte la posibilidad de vetar su alineamiento con el mercado único antes de que entre en vigor y posteriormente una vez cada cuatro años.

En su llamada con Johnson, Juncker también apuntó a las preocupaciones de la Comisión respecto a capítulos como las reglas aduaneras, ya que Irlanda del Norte abandonaría el espacio aduanero al que sí pertenece Irlanda.

La respuesta de Bruselas, no obstante, deja abierta la puerta a trabajar sobre la base de esta propuesta y continuar las reuniones en los próximos días entre los equipos negociadores en la capital comunitaria.

Positivo

En la llamada, Juncker reconoció a Johnson "avances positivos" en asuntos que habían formado parte de la postura negociadora europea en la defensa de su mercado único: el alineamiento regulatorio para el intercambio de mercancías y el control aduanero en bienes que lleguen a Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido.

"Hay progreso, pero para ser franco aún hace falta trabajo para cumplir los objetivos de la salvaguarda", señaló el negociador jefe europeo, Michel Barnier, a su llegada al Parlamento Europeo para informar sobre la propuesta británica al grupo de eurodiputados que coordina el trabajo sobre el "brexit" en la Eurocámara.

Bruselas informará igualmente al Consejo, los países de la Unión Europea, con cuyos embajadores almorzará Juncker este jueves.

Además, el propio Juncker informará personalmente por teléfono al primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ya que su opinión sobre el proceso del "brexit" es vital para la UE y el resto de Estados miembros siempre han cerrado filas con la República de Irlanda durante la negociación de la marcha británica.

Desde Dublín, Varadkar avanzó que las ideas de Londres "no son prometedoras" y no parece que, en su opinión, puedan sentar las bases de un acuerdo, aunque espera todavía analizar los documentos remitidos por el Gobierno británico antes de dar un juicio definitivo, lo mismo que hará en los próximos días la Comisión Europea.

Ver más

Más Compartidas