Últimas 15minutos

Benedicto XVI sí sabía de las acusaciones de abuso sexual entre 1977 y 1982

El papa emérito se pronunció sobre su declaración recogida en el informe de la diócesis de Munich, que contabilizó al menos 497 víctimas entre 1945 y 2019 y que le acusa de conducta indebida

"El error no fue cometido a mala fe", dijo su secretario privado (EFE/EPA/Claudio Peri)

15 minutos. Benedicto XVI admitió que sí estuvo presente en una reunión en la que se habló de un sacerdote acusado de abuso sexual cuando era arzobispo de Munich-Freising entre 1977 y 1982. Además, atribuyó a un "error en la edición de su anterior declaración" haber negado su presencia en el encuentro.

El papa emérito se pronunció sobre su declaración recogida en el informe de la diócesis de Munich, que contabilizó al menos 497 víctimas entre 1945 y 2019 y que le acusa de conducta indebida en al menos 4 de ellos.

Según declaró su secretario privado Georg Gänswein a la Agencia Católica de Noticias (KNA), el papa emérito había negado su presencia en tal reunión debido a "un error" en la edición de su declaración acerca de una de las reuniones citadas por el informe.

"El error no fue cometido a mala fe". Fue el "resultado de un error en el procesamiento editorial de su declaración". "Él está muy arrepentido por esto y se disculpa", dijo Gänswein.

De este modo, Benedicto XVI manifestó que "sí participó en la reunión del ordinariato el 15 de enero de 1980", según el comunicado recogido por el portal del Vaticano Vatican News.

Sin embargo, aseguró que en aquella reunión "no se tomó ninguna decisión" sobre la designación pastoral del sacerdote en cuestión. En realidad, solo se afrontó el tema desde la perspectiva de "permitir un alojamiento" para el sacerdote mientras estaba recibiendo tratamiento terapéutico en Munich.

Turbación y vergüenza

El informe elaborado el bufete de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW), que llevó a cabo el peritaje en nombre de la archidiócesis, mostraba un acta de la reunión. En ella se decía que estuvo presente y rechazó la negación por considerarla "poco creíble".

Tras el informe, Benedicto XVI dijo sentir "vergüenza" ante los casos de abuso sexual en la Iglesia católica alemana. También expresó su "cercanía" a las víctimas. No obstante, apuntó que todavía no lo ha leído por completo y que lo hará en los próximos días.

"Benedicto XVI hasta hoy por la tarde no ha sabido del informe del bufete de abogados Westpfahl-Spilker-Wastl, que cuenta con más de mil páginas. En los próximos días examinará con atención el documento", declaró en su nombre su secretario Gänswein a los medios de comunicación del Vaticano.

"El papa emérito, como ya ha reiterado varias veces durante su pontificado, expresa la turbación y la vergüenza que le producen los abusos sexuales a menores cometidos por clérigos, y manifiesta su personal cercanía y su oración a todas las víctimas con algunas de las cuales se ha encontrado personalmente durante sus viajes apostólicos", dijo el prelado.

Ver más