Últimas 15minutos

Bachelet cifra en 200 los muertos por protestas en Irán

El número es muy inferior al de Estados Unidos, que afirma que el número de fallecidos por las manifestaciones supera los 1.000

La jefa de Derechos Humanos instó al Gobierno iraní a respetar el derecho a ejercer la libertad de expresión y restringió el uso de la fuerza (Jean Marc Ferré/dpa)

15 minutos. Más de 200 personas murieron durante las protestas antigubernamentales a mediados de noviembre en Irán, según las últimas declaraciones de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien denunció la contundente violencia empleada contra los manifestantes.

Según, durante los cinco días de protestas que comenzaron el 15 de noviembre, al menos 208 personas murieron, entre ellas trece mujeres y doce menores. Sin embargo, hay informaciones que no pudieron verificar y que podrían elevar la cifra a "más del doble".

Por otra parte, a al menos 7.000 personas las detuvieron en casi todas las provincias del país. Por ello, Bachelet expresó su "preocupación extrema por las violaciones del derecho al debido proceso, además de las condiciones bajo las que están retenidos".

"En tales circunstancias es esencial que las autoridades actúen con más transparencia", defendió. Así, reclamó que realicen "investigaciones imparciales de las violaciones producidas, incluida la muerte de manifestantes y los malos tratos bajo custodia".

La oficina de Bachelet recibió imágenes verificadas donde se ve el uso de violencia grave contra manifestantes. De hecho, entre las imágenes se ven miembros de las fuerzas de seguridad disparando desde el tejado de un edificio y desde helicópteros.

También cuentan con imágenes que muestran aparentemente a "las fuerzas de seguridad disparando contra manifestantes desarmados por la espalda cuando huían y disparando a otros directamente en la cara o en órganos vitales, es decir, disparando a matar", precisó Bachelet, recordando que ello constituye "violaciones claras de las normas y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza y graves violaciones de los Derechos Humanos".

Disparos con ametralladoras

Uno de los casos más graves fue el ocurrido el 18 de noviembre en Mahshahr, donde la información recibida corroboraría que las fuerzas de seguridad emplearon ametralladoras contra los manifestantes en una plaza, incluidas personas que huían y que estaban escondidas en los alrededores, lo que se saldó con al menos 23 muertos.

Aunque "hay informaciones enfrentadas sobre si había o no personas armadas entre los manifestantes", Bachelet dejó claro que "esto no justifica en ningún modo una reacción tan indiscriminada, horrible y mortal por parte de las fuerzas de seguridad".

El Alto Comisionado también dispone de información sobre malos tratos contra detenidos para extraer confesiones. "Muchos de los manifestantes detenidos no tuvieron acceso a un abogado, lo que significa que no se respetó el debido proceso", denunció la expresidenta chilena.

Además, expresó su preocupación por la supuesta intimidación de la que estarían siendo objeto los periodistas que intentan informar de la situación tanto desde dentro como desde fuera del país, después de que familiares de periodistas iraníes que trabajan para cadenas extranjeras estuvieran presuntamente convocados y amenazados con represalias por oficiales de Inteligencia.

"En resumen, la imagen que emerge ahora de Irán es extremadamente perturbadora", comentó Bachelet. "Insto a las autoridades a que liberen a los manifestantes que fueron privados de su libertad y que garanticen su derecho al debido proceso".

En caso de que haya nuevas protestas, la jefa de Derechos Humanos instó al Gobierno iraní a "respetar el derecho de los iraníes a ejercer la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación". Además, Bachelet restringió "el uso de la fuerza lo máximo posible, como contemplan los estándares internacionales".

Declaraciones de Estados Unidos

Por su parte, el Gobierno de EEUU responsabilizó al de Irán de más de 1.000 muertes en las recientes protestas que sacudieron el país.

"Parece que el régimen podría haber asesinado a más de 1.000 ciudadanos iraníes desde que comenzaron las protestas", dijo el representante especial del Gobierno para Irán, Brian Hook.

Según Hook, en una sola protesta murieron más de cien personas, y que, "cuando terminó, el régimen cargó los cuerpos en camiones".

"Todavía no sabemos a dónde fueron estos cuerpos, pero estamos aprendiendo cada vez más sobre cómo el régimen iraní trata a su propio pueblo", añadió.

La cifra de muertes según Washington multiplica por cinco la estimada por Amnistía Internacional (AI), que en su último informe denunció 208 víctimas.

Irán, por su parte, calificó de "mentira" el balance ofrecido por AI y aseguró que "las cifras reales de muertos son menores".

"Los números y las cifras que proporcionan los grupos hostiles son totalmente inventados y las cifras reales son menores de lo que afirman estas fuentes", dijo este martes el portavoz del Poder Judicial iraní, Gholamhosein Esmailí.

Las protestas estallaron el pasado 15 de noviembre por el aumento del precio de la gasolina y su racionamiento, y derivaron en críticas contra el sistema teocrático del país.

El presidente de EEUU, Donald Trump, también se refirió este jueves a las protestas en Irán.

"Irán mató a cientos y cientos de personas en un periodo muy corto de tiempo. Están matando a manifestantes. Cortaron su sistema de internet. La gente no sabe lo que está pasando", dijo el mandatario.

Días atrás, Trump ya acusó a Irán de "estar matando quizás a miles y miles de personas".

Ver más