Últimas 15minutos

Alemania vota para elegir al primer Gobierno pos-Merkel

Los 3 candidatos Armin Laschet, Olaf Scholz y Annalena Baerbock ya ejercieron su derecho al voto

Los pequeños márgenes van a ser cruciales a la hora de que los partidos se posicionen para negociar una nueva coalición tras conocerse los resultados (EFE/EPA/Filip Singer)

15 minutos. Alemania vota este domingo para decidir el rumbo político de la mayor economía de Europa, tras casi 16 años de gobierno de la canciller Angela Merkel.

Unos 60.000 colegios electorales abrieron a las 8:00 de la mañana (hora local).

De los 3 candidatos a sustituir a Merkel en Alemania, Armin Laschet, de la conservadora Unión Demócrata Cristiana (CDU), depositó su voto en Aquisgrán.

Mientras que los otros dos, Olaf Scholz, del Partido Socialdemócrata (SPD), y Annalena Baerbock, de Los Verdes, lo hicieron en Potsdam.

Las elecciones son cruciales para el SPD, tras el inesperado pero constante ascenso del partido a la cima de las encuestas.

Scholz, de 63 años, que colaboró estrechamente con Merkel como ministro de Finanzas durante los últimos 4 años, es el favorito para ocupar su silla en la Cancillería, pero por poco.

Tras depositar su voto, Scholz dijo que los votantes deberían elegir al SPD para que él reciba "el mandato de convertirse en el próximo canciller de la República Federal de Alemania".

Laschet, de la CDU, de 60 años, perdió terreno durante una campaña electoral poco brillante, pero en los últimos días recortó la distancia en los sondeos a unos pocos puntos porcentuales.

Justamente Laschet dobló la papeleta al revés antes de depositarla en la urna y según la ley electoral alemana debería ser anulado.

Las diferencias

Los pequeños márgenes van a ser cruciales a la hora de que los partidos se posicionen para negociar una nueva coalición tras conocerse los resultados.

Por primera vez en su historia, Los Verdes presentaron este año un candidato a canciller, pero Annalena Baerbock vio caer su popularidad. Se espera que Los Verdes queden en un lejano tercer lugar.

Merkel lidera el bloque conservador -formado por la CDU y su partido hermano bávaro, la Unión Social Cristiana (CSU)- hasta la victoria en las últimas 4 elecciones, definiendo la cultura política de Alemania para toda una generación.

Con 16 años en el poder, es la segunda dirigente más longeva del país, después de Helmut Kohl, que llevó a Alemania a la reunificación.

La mayoría de los comentaristas ven una coalición de 3 partidos como el resultado más probable de las elecciones. Ningún partido consiguió mucho más de un cuarto de la cuota de votos en las encuestas durante la campaña.

Si Alemania opta por la CDU/CSU, se tratará de un mandato de continuidad, con promesas de reducciones de impuestos dirigidas principalmente a las rentas medias y altas, un estricto control de la deuda pública y una agenda sobre el cambio climático centrada en el comercio de emisiones de carbono.

Si, por el contrario, se inclina hacia la izquierda, es probable que las reducciones fiscales favorezcan a las rentas medias y bajas, con un tipo impositivo superior; se haría realidad un salario mínimo de 12 euros (14 dólares) por hora; y se abrirían las arcas públicas para invertir en áreas como las energías renovables y las infraestructuras públicas.

Las coaliciones

En cuanto a las coaliciones, la inclusión de Los Verdes, el Partido Liberal (FDP) o el partido La Izquierda en una coalición aportaría una serie de nuevas políticas.

Los Verdes quieren hacer mucho más en materia de cambio climático y construcción de energías renovables.

El FDP tiene una agenda de bajos impuestos y pro-empresarial.

Los votantes de La Izquierda querrían ver más impuestos para los ricos y menos para los de rentas más bajas.

A pesar de haber perdido la posibilidad de liderar un gobierno de coalición, Los Verdes -impulsados quizás por las protestas climáticas del viernes- aún esperan maximizar sus posibilidades de llegar al gobierno.

Si consiguen alrededor del 16-17 % de los votos, como se espera, sería una notable duplicación de sus resultados desde las últimas elecciones de 2017.

Es probable que el Bundestag celebre su primera reunión el 26 de octubre, según decidió este domingo en una votación unánime el llamado “Consejo de Ancianos”, el comité de la institución encargado de las cuestiones de reglamento.

La primera sesión es principalmente para elegir al presidente del Parlamento y a sus diputados.

El 26 de octubre sería el plazo máximo que podría esperar el nuevo Bundestag para reunirse, según las normas de la Constitución alemana.

Esta exige una reunión inicial en los 30 días siguientes a la votación.

A partir de la semana que viene habrá reuniones iniciales de las nuevos grupos parlamentarios, una vez que se tabulen los porcentajes de votos.

Ver más