Últimas 15minutos

HRW denuncia más de 100 asesinatos cometidos por los talibanes

Cuando un antiguo miembro de las fuerzas de seguridad afganas se entrega, los fundamentalistas emiten una carta garantizando su seguridad

Numerosos organismos internacionales han expresado su preocupación ante posibles violaciones de los derechos humanos en Afganistán (EFE/EPA/STRINGER)

15 minutos. La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este martes que los talibanes ejecutaron o sometieron a desaparición forzosa a más de 100 antiguos miembros de la Policía y los servicios de inteligencia afganos desde que se hicieron con el poder el pasado 15 de agosto.

"La amnistía prometida por el liderazgo de los talibanes no detuvo a los comandantes locales de ejecutar sumariamente o hacer desaparecer a antiguos miembros de las fuerzas de seguridad", dijo la directora para Asia de HRW Patricia Gossman en un comunicado.

HRW documentó en un informe, publicado este martes tras entrevistar a decenas de personas, los asesinatos extrajudiciales y desapariciones forzosas de 47 afganos. Todos pertenecían a las Fuerzas Nacionales de Seguridad Afganas (ANSF) del depuesto Gobierno y que se entregaron a los talibanes.

En total, HRW afirmó que dispone de "información creíble de más de 100 asesinatos" en 4 provincias afganas.

Cuando un antiguo miembro de las fuerzas de seguridad afganas se entrega a los talibanes, estos emiten una carta garantizando su seguridad, explicó el organismo.

"Las fuerzas de los talibanes utilizaron este procedimiento para detener y ejecutar sumariamente o hacer desaparecer forzosamente a gente", señaló la ONG.

"Las afirmaciones infundadas de los talibanes de que actuarán para prevenir abusos parecen nada más que un recurso publicitario", concluyó Gossman.

Acceso a documentos confidenciales

HRW dijo además que, debido al súbito colapso del Gobierno afgano, los fundamentalistas accedieron a gran número de documentos de los servicios de inteligencia. Dichos papeles revelan datos fundamentales sobre sus miembros e informantes.

"Sobre todo en la provincia de Nangarhar, los talibanes atacaron a personas a las que acusan de pertenecer al Estado Islámico (EI) de Khorasan (EI-K)", señaló la organización. El EI-K es como se denomina la rama afgana del grupo terrorista y al que se considera enemigo encarnizado de los fundamentalistas.

Pero HRW señaló que a muchos, en el marco de una operación contra el EI, los atacaron por sus opiniones salafistas o vínculos tribales.

Pese a las promesas de cambio de los talibanes en comparación con su régimen entre 1996 y 2001, que estuvo marcado por su estricta interpretación de la sharia (ley islámica), numerosos organismos internacionales expresaron su preocupación ante posibles violaciones de los derechos humanos en Afganistán.

Ver más