Últimas 15minutos

121 migrantes esperan un puerto en el Mediterráneo Central

Los migrantes a bordo del Alan Kurdi y el Ocean Viking tienen cinco días esperando un puerto seguro

Los migrantes, algunos de ellos enfermos, esperan en altamar a un puerto seguro para desembacar (Cortesía Twitter @SOSMedFrance)

15 minutos. Los barcos Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Eye y el Ocean Viking de Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée esperan, con 121 migrantes a bordo que rescataron hace cinco días y en medio de las pésimas condiciones climáticas del Mediterráneo, que Malta o Italia autoricen un puerto de desembarque.

SOS Mediterranée reiteró este martes en una nota su llamamiento a los países europeos para que concedan un puerto a las 60 personas rescatadas hace cinco días, entre ellas 17 menores no acompañados, un bebé de 3 meses y su hermano de 3 años.

Varios de los rescatados tuvieron que ser medicados cuando iban en un bote por las "lesiones traumáticas recientes y significativas", presuntamente sufridas en Libia.

Según la ONG francesa, con el cambio en las condiciones climáticas, las personas rescatadas están sufriendo mareos. Además, señalaron que algunos de ellos requieren inyecciones para controlar los vómitos persistentes.

Por su parte, Sea Eye señaló este martes que aún tienen 61 migrantes a bordo y, probablemente, suban las olas en las próximas horas. Igualmente le pidieron al alcalde de Palermo, ciudad de Sicilia, que abriera el puerto para que las personas desembarquen.

Niegan el atraque de los barcos

El 29 de noviembre, el Ocean Viking envió una solicitud para llevar a un puerto a los 60 supervivientes del centro de coordinación de rescate conjunto libio. En ausencia de una respuesta mandó una nueva petición a las autoridades italianas y maltesas, que respondieron negativamente hasta ahora.

"Hombres, mujeres y niños están nuevamente atrapados en la cubierta de nuestro barco después de ser rescatados en el mar. Mientras los atiende el equipo médico, el clima empeorará en los próximos días. Esto prolongará innecesariamente el sufrimiento de sobrevivientes que ya sufrieron mucho", explicó en una nota Nicholas Romaniuk, coordinador de rescate del SOS Mediterranée.

También denunciaron que el 1 de diciembre, el Ocean Viking recibió la información de que la guardia costera libia devolvió a Trípoli a 33 personas rescatadas por un barco mercante frente a las costas de ese país.

Esto se produjo después de que el barco solicitara la asistencia de Ocean Viking. Sin embargo, como no recibieron autorización para realizar un transbordo devolvieron a las personas a Libia.

En la misma situación se encuentra el Alan Kurdi que rescató también el 29 de noviembre a 84 migrantes y a 23 de ellos tuvieron que evacuarlos a Italia en tres tandas por condiciones de salud, pero se sigue negando su atraque.

La última evacuación se produjo durante la noche del lunes, cuando tuvieron que evacuar a cinco mujeres entre 17 y 19 años y trasladarlas al hospital siciliano de Modica debido a los mareos y cólicos abdominales que sufrían. A tres de estas mujeres les acompañaron sus maridos.

Se autorizó al barco acercarse a un puerto en Sicilia, para realizar el traslado de las ocho personas a lanchas de la Guardia Costera italiana. Sin embargo, después se les indicó que tenían que alejarse.

Más Vistas

Ver más