Últimas 15minutos

8 muertos en Colombia durante protestas contra brutalidad policial

La alcaldesa de Bogotá aseguró que hay pruebas del uso indiscriminado de armas de fuego por parte de la Policía

Solo en Bogotá murieron 6 jóvenes entre 17 y 27 años de edad (Carlos Ortega/EFE)

15 minutos. Las violentas protestas contra la brutalidad policial, a raíz de la muerte de Javier Ordóñez, en manos de la policía, dejaron al menos 8 muertos en Bogotá y otras ciudades colombianas.

"A esta hora desafortunadamente, además de los cinco casos que ya hemos reportado en la mañana, tenemos un fallecido más. Serían seis en total en la ciudad de Bogotá", dijo la alcaldesa de la capital, Claudia López en una declaración pública.

Las autoridades confirmaron la muerte de Julián Mauricio González, un joven de 27 años que falleció en el Hospital de Kennedy, en el sur de la ciudad, tras recibir un disparo con arma de fuego en el abdomen.

La alcaldesa detalló que las seis personas fallecidas en la ciudad eran jóvenes entre los 17 y los 27 años de edad. Todos murieron por disparos con arma de fuego.

Además de las seis víctimas en Bogotá, hubo otras dos en Soacha, una populosa localidad situada al sur de la capital colombiana. Así lo informó más temprano el subdirector de la Policía, general Gustavo Moreno, en una rueda de prensa con el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Uso indiscriminado de armas

López agregó que hay 58 heridos por disparos. Además, señaló que las autoridades tienen pruebas de que hubo un uso indiscriminado de armas de fuego por parte de la Policía.

"Esto es lo equivalente a un combate. Uno no tiene 58 heridos en una noche por trifulcas, sino por el uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la Policía Nacional. A estas alturas es evidente que la única que puede garantizar una investigación seria y objetiva de los hechos es la Procuraduría General", dijo.

Entre los 58 heridos hay tres mujeres jóvenes, incluida una menor de edad, en grave estado de salud que permanecen en unidades de cuidados intensivos y fueron víctimas de disparos en el tórax, abdomen y cuello.

"Nuestro equipo médico está haciendo como siempre todo lo científica y humanamente posible para salvarles la vida", subrayó López.

Un equipo de la Alcaldía reconstruye con los testigos de los hechos y las familias de las víctimas lo que ocurrió.

Reclamos de la alcaldesa a la policía

López hizo un duro reclamo a la Policía Nacional, institución a la que señaló de haber desobedecido las instrucciones dadas por la Alcaldía desde noviembre del año pasado cuando Dilan Cruz, un joven bachiller, murió tras recibir un disparo de un miembro del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) durante una protesta en la capital.

"Puedo decir con absoluta certeza que ni desde el Puesto de Mando Unificado Nacional ni desde el Puesto de Mando Unificado Distrital se impartió ninguna orden ni autorización de uso de la fuerza y mucho menos de armas de fuego contra los manifestantes", aseguró.

Pese a ello, López dijo que "se usaron armas letales de manera indiscriminada contra ciudadanos inermes y jóvenes". Agregó que "por lo tanto esos hechos deben ser investigados, sancionados y condenados por la justicia ordinaria independiente".

"Tenemos evidencias por redes sociales y por las cámaras de la Alcaldía Mayor de que hubo disparos indiscriminados por parte de miembros de la Policía. Hay evidencias claras de eso por lo menos en cuatro localidades", aseguró López.

El origen de los disturbios

La muerte de Javier Ordóñez, un hombre de 46 años que fue sometido con brutalidad policial y el uso repetido de una pistola eléctrica Táser por dos policías en Bogotá, es lo que desencadenó este miércoles protestas violentas en la capital de Colombia.

El clamor desesperado de Ordóñez, que según sus familiares era padre de dos menores de edad, revivió en los colombianos las imágenes de mayo pasado en una calle de Mineápolis (EEUU) donde George Floyd fue estrujado hasta la muerte por policías de esa ciudad a pesar de su pedido: "No puedo respirar".

En un video de cinco minutos, grabado por testigos de la agresión, se ve cómo los policías someten a Ordóñez con violencia y con descargas prolongadas de Táser en distintas partes del cuerpo a pesar de que este ya estaba en el suelo en estado de indefensión.

"Por favor, ya", "agente, le ruego", fueron las frases que dijo el hombre cuando estaba inmovilizado por dos agentes en una calle del barrio Santa Cecilia, en el occidente de la capital colombiana. El hecho provocó la indignación entre los ciudadanos que iniciaron las protestas frente a Comandos de Acción Inmediata (CAI) de la Policía de Bogotá.

Manifestantes incendiaron vehículos
Manifestantes se enfrentan con la Policía frente a un Comando de Acción Inmediata (CAI) ( Carlos Ortega /EFE)

En esos puestos, de los cuales hay decenas en los barrios de las ciudades, los manifestantes, jóvenes en su mayoría, les gritaron "asesinos, asesinos" a los uniformados. Además, arrojaron todo tipo de objetos contra la infraestructura policial.

La manifestación comenzó en el CAI del barrio Villaluz, al que estaban asignados los dos policías implicados en la muerte de Ordóñez. Posteriormente, las protestas contra la brutalidad policial se extendieron a otros lugares de Bogotá y de otras ciudades del país.

Según el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, en lo que va corrido del año la Alcaldía recibido 137 denuncias por "presunto uso excesivo de la fuerza, de posibles vulneraciones de derechos humanos por parte de la Policía" en la ciudad.

Protestas contra brutalidad policial en Bogotá

Los enfrentamientos entre los uniformados y los manifestantes se prolongaron hasta bien entrada la noche. Las protestas no solo tuvieron lugar en Bogotá sino también en otras ciudades como Cali y Medellín.

En la capital colombiana turbas prendieron fuego a los CAI de barrios como La Gaitana, Castilla, Kennedy, La Soledad, Ciudad Berna, Ciudad Roma y Usme. Además quemaron canastas de basura, motocicletas de la Policía e incluso volcaron y destruyeron camionetas de esa institución y de la Fiscalía.

Policías y manifestantes se enfrentaron en distintos lugares
Los manifestantes, gritaron "asesinos" a los uniformados (Carlos Ortega/EFE)

En el sector de Bosa, en el sur de la ciudad, incendiaron un autobús del Sistema Integrado de Transporte Público. En el barrio de La Gaitana, que hace parte de la populosa localidad de Suba, en el noroeste, una multitud hizo volcar otro autobús.

"Denunciamos que Fabián Silvano Peña Rodríguez fue herido en la cabeza al parecer por un disparo de la Fuerza Pública mientras se manifestaba de manera pacífica en inmediaciones del CAI el Tintal. Exigimos respuesta urgente de la Alcaldía de Bogota y la Policía", manifestó en Twitter Sergio Marín, representante a la Cámara por el partido FARC.

Por su parte, el director de Publimetro Colombia, Alejandro Pino, denunció que agentes de la Policía amenazaron a un reportero de ese periódico con "quitarle su carnet de prensa, retenerlo y multarlo por tomar fotos de la protesta" en la zona del Park Way.

Mientras tanto en las redes sociales usuarios publicaron videos de supuestos abusos policiales durante las manifestaciones e incluso de uniformados atacando casas residenciales.

Violencia no se soluciona con violencia

"Así como condenamos el abuso policial también condenamos la violencia y vandalismo por parte de algunos manifestantes. El abuso y la violencia no se soluciona con más violencia. Es en estos momentos donde debemos aferrarnos a la Constitución y movilización ciudadana pacífica", dijo, por su parte, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Manifestantes hicieron frente a la policía en distintos puntos
Ante los disturbios la alcaldesa Claudia López expresó que "el abuso y la violencia no se soluciona con más violencia" (Carlos Ortega/EFE)

La mañana de este jueves la alcaldesa reportó en su cuenta de Twitter 248 ciudadanos heridos, 58 de ellos por harmas de fuego.

Entre tanto, la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez, aseguró que la muerte de Ordóñez es inaceptable. Además, manifestó que "la Justicia ordinaria debe tomar pronta acción".

"Hago un llamado a la calma a ciudadanos concentrados en el CAI de Villa Luz por la muerte de Javier Ordóñez en doloroso caso de abuso policial. El mejor garante para hacer justicia es permitir que haya celeridad en la investigación del caso por parte de autoridades en el lugar", añadió Ramírez.

Ver más