Últimas 15minutos

"Vamos a salir", aseguró mano derecha de Guaidó, Roberto Marrero

El jefe de despacho del presidente interino se mostró desconcertado por el hecho de que se mantenga preso a Juan Planchart quien, asegura, es inocente

El jefe del despacho de Juan Guaidó, Roberto Marrero, saluda luego de su liberación (Rayner Peña/EFE)

15 minutos. El jefe de despacho de Juan Guaidó, Roberto Marrero, que en días pasados fue excarcelado, luego de pasar 519 días en prisión, no duda al afirmar que el cambio en Venezuela se va a dar, aunque no se pueda predecir cuándo ocurrirá.

"Vamos a salir", afirmó Marrero durante una entrevista concedida a Leopoldo Castillo para EVTV Miami. "No se puede no creer en una solución y creer en Dios", reflexionó el político.

"Si Dios no nos da una solución para qué nos da tanta belleza", se preguntó Marrero luego de listar lo que a su juicio son las riquezas de Venezuela: el Salto Ángel, el río Orinoco, playas, tierras cultivables y agua para regarlas y "gente con fuerza para sonreír y vivir en él a pesar de las adversidades".

También compartió que, en su opinión, el problema es el modelo político y que eso es lo que hay que atacar. Agregó que no es un tema de que no hay unidad. "La política de Rómulo (Betancourt) no era unitaria hasta que se impuso, había gente que no creía en eso. ¿La política de Mandela?, no fue mayoritaria hasta que se impuso (..) y lograron lo que lograron".

"La política buena es la posible, la que se da, esa es la mejor política", sentenció.

Libertad para Planchart

Apenas comenzada la entrevista, Roberto Marrero dijo que desconocía las gestiones que condujeron a su liberación y rechazó que todavía haya presos políticos. Hizo especial alusión a Juan Planchart, con quien comparte la misma causa.

Planchart, no fue incluido en los indultos, a pesar de tener 5 órdenes de traslado a un centro médico firmadas por un juez debido a un tumor en su cuello y de una medida cautelar en su favor de la Comisión Interamericana de DDHH.

"A mi me hubiera gustado que liberaran a Juan Planchart. Juan Planchart no solo es inocente, es que no tiene el peso político (...) no entiendo por qué tienen preso a ese muchacho. Juan tiene que haber salido", afirmó a la vez que adelantó que espera que aumente la presión política para su liberación y la de los demás presos políticos.

"El indulto, políticamente hablando, es el máximo honor que le pueden dar a un opositor porque te reconocen que tienes un peso político", comentó.

"Yo no me siento cómodo, pero creo que en este momento y por lo que se está encaminando ellos están buscando legitimar su elección, cosa que es lógica; ¿que no lo van a lograr?, yo creo que no lo van a lograr", agregó sobre la medida del régimen.

Pesimismo no resuelve

Después de pasar casi un año y medio preso, Roberto Marrero se mostró sorprendido por lo mal que ve al país y a sus ciudadanos. "El ánimo de la gente está muy mal y eso hay que trabajarlo porque tampoco con el pesimismo se llega a ningún lado. El mantra no resuelve pero, ¿el pesimismo resuelve?, no. Entonces vamos a hacerlo con optimismo, porque por lo menos es una energía que nos lleva para adelante".

En su línea de pensamiento positivo, Marrero garantiza que el cambio en Venezuela se va a dar. "No se va a dar hoy, no se va a dar mañana, pero se va a dar. ¿Cuándo se va a dar?, no lo sé. Esto no es un pernil que se hace una hora por kilo".

Resaltó que "hay intereses en contra. En Siria, Hezbolá, hay unos señores malos que quieren que lo de Venezuela no se arregle porque es una cabeza de playa en América y en el Occidente para desestabilizar porque ellos creen en eso, que la forma de vida occidental es mala".

Sí me torturaron

Marrero reiteró que para encarcelarlo le sembraron pruebas y reveló que sí fue torturado aunque el castigo no fue físico: "No me golpearon pero sí me torturaron psicológicamente".

Además, reconoció que los primeros meses fueron los más difíciles porque lo aislaron de todo.

Visiblemente conmovido, Marrero dijo que el país vale la pena y aseguró que sus recuerdos lo ayudaron a sobrellevar lo que vivió. "Sobreviví porque tenía memorias, porque estoy lleno de buenos recuerdos de sonrisas, de mi hijo, de mi esposa, de mi familia, mis amigos".

Ver más