Últimas 15minutos

Guaidó defendió boicot a elecciones: lo contrario sería rendirse cerca de la meta

El jefe parlamentario reconoció que "el régimen se aferró al poder y resistió la presión cívica y la presión internacional"

Guaidó indicó que Henrique Capriles dijo concurrir a las urnas, pero "sin duda no es lo mejor" (Prensa Guaidó)

15 minutos. El presidente (E) de Venezuela, Juan Guaidó, defendió este viernes la opción de boicotear las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre.

Dijo que lo contrario sería "rendirse cerca de la meta".

"Disminuir nuestra petición sería complacer al opresor y rendirse cerca de la meta", manifestó Guaidó en una entrevista concedida a la Cadena Ser.

Reconoció que "el régimen se aferró al poder y resistió la presión cívica y la presión internacional".

Guaidó sostuvo que "la mayoría de los venezolanos quieren alternativas".

Agregó que el objetivo de cara a los comicios es "lograr un proceso de presión que desemboque en unas elecciones libres, justas y verificables".

En este sentido, aseguró que la opción de ceder "no está en el horizonte para los venezolanos, a sabiendas de que hay un país de grandísimo potencial y enormes oportunidades".

"Tenemos que luchar hasta lograrlo", apuntó.

Salidas ante el fraude

Juan Guaidó puntualizó que es necesario buscar "alternativas al fraude que pretende el régimen".

Hizo hincapié en la exigencia sobre diez puntos de obligatorio cumplimiento de cara a garantizar que el proceso sería justo.

Las condiciones incluyen "el derecho a elegir y ser elegido", la liberación de "300 presos políticos" y el fin de "decenas de inhabilitaciones", así como que los partidos políticos vuelvan a manos de sus dirigentes.

Por otra parte, criticó que "el régimen designara unilateralmente al Consejo Nacional Electoral (CNE)".

Recordó que "es el Parlamento el que lo decide", al tiempo que añadió que el calendario electoral contempla que haya presidenciales antes de las parlamentarias.

La última petición deriva de la necesidad de que haya observadores internacionales durante la votación.

"Hoy no cumple ninguno la dictadura de Maduro", dijo, antes de descartar concurrir a las elecciones en caso de que haya observación internacional.

"Una de cinco condiciones no son condiciones", argumentó Guaidó.

"En este momento ni siquiera yo pudiera ser candidato, y no porque yo deba ser candidato, sino porque es la estrategia de la dictadura inhabilitar, perseguir y encarcelar a toda la disidencia", indicó.

De esta forma, explicó que "la dictadura insiste en esto porque trata de confundir a la opinión pública internacional".

Recordó que 37 partidos opositores firmaron un pacto para no presentarse a las elecciones porque "no cuentan con ninguna" de las características reclamadas.

"Si algo puede ayudar hoy la UE y la comunidad internacional es fijar con mucha dureza estas condiciones elementales para convertir el proceso electoral en Venezuela en una solución real al conflicto y que no sirva a la dictadura para validar un nefasto régimen que hoy tiene cinco millones de refugiados en América Latina", puntualizó.

Diferencias con Capriles

En otro orden de cosas, Guaidó indicó que las reservas expresadas por Henrique Capriles, que dijo concurrir a las urnas, "sin duda no son lo mejor", si bien hizo hincapié en que "unidad no es unanimidad".

"Respeto cualquier individualidad (…) pero creo más en las instituciones", afirmó.

Argumentó que "el Parlamento, el Gobierno encargado, 37 partidos y 105 organizaciones civiles rechazaron este fraude".

"Sería injusto con 37 partidos políticos que una persona simbolice la división de la unidad", precisó Guaidó.

Reconoció que "las diferencias generan mucho más ruido que los acuerdos". "Decidimos por unanimidad no concurrir de nuevo", manifestó

De esta forma, enfatizó que "parte de la crisis en Venezuela es la debilidad de las instituciones. Hay que fortalecer la decisión de todas las instituciones de luchar por condiciones y no concurrir en el fraude".

Guaidó lamentó además que el país cuenta con "indicadores de guerra" a causa de la crisis económica y la situación de los desplazados. "No hay condiciones, debemos luchar por una alternativa".

Las declaraciones del presidente (E) de Venezuela han llegado horas después de que fuentes de la Unión Europea (UE) señalaron a Europa Press que un aplazamiento de las elecciones daría margen para negociar las reformas necesarias que permitan celebrar unos comicios "creíbles".

"Un retraso electoral ofrecería espacio político adicional y daría tiempo para negociar reformas que hagan las elecciones creíbles", destacaron las fuentes, que confirmaron la recepción de la invitación cursada por el régimen de Nicolás Maduro para que la UE envíe observadores a las mismas, "así como una lista de garantías adicionales para la transparencia del proceso electoral".

El Alto Representante de la UE de Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, ya advirtió que para que se pueda enviar una misión de observación a Venezuela deben darse "las condiciones mínimas para unas elecciones creíbles, inclusivas y transparentes".

Ver más