Últimas 15minutos

¿Qué se sabe del caso de un hombre con COVID-19 que murió tras orden judicial para recibir dióxido de cloro?

La familia tomará medidas legales contra la clínica por presunto "homicidio culposo"

El abogado del fallecido asegura que el hospital se negó a aplicar el tratamiento (EFE / Alberto Valdés)

15 minutos. Un argentino de 93 años con coronavirus que tenía la autorización de un juez para recibir dióxido de cloro, a pesar de que su utilización con estos fines no es permitida en Argentina, murió en la clínica donde estaba hospitalizado.

"Este hombre termina falleciendo no a causa de la covid sino a causa de una infección intrahospitalaria", señaló el abogado de la familia del difunto, Martín Sarubbi.

El juez Javier Pico hizo lugar al pedido de José María Lorenzo, hijastro del paciente, para que suministran el compuesto. Pico estimó que "la cobertura de los tratamientos indicados" no ocasionaría un grave perjuicio pero evitaría, en cambio, "el agravamiento de las condiciones de vida".

Fallo judicial

Según el fallo judicial, el 7 de enero de 2021, luego de que su madre falleciera por coronavirus, Lorenzo presentó una medida cautelar que posteriormente fue apelada por la clínica. Pretendía que el Sanatorio Otamendi proveyera dicho tratamiento al marido de su madre. Oscar García Rúa presentaba un estado "grave", "compromiso pulmonar severo" y saturación de hemoglobina.

"Es de urgente realización ya que puede mejorar el diagnóstico y el tratamiento (...) o en su caso, salvar la vida del paciente", señaló Pico.

El juez se basó en la opinión del neurocirujano, Dante Converti. Este último señaló que el paciente se encontraba "muy grave", por lo que llegó a solicitar la autorización para el tratamiento con dióxido de cloro.

"Así y todo, a pesar de la existencia de la manda judicial, el Sanatorio Otamendi siguió dilatando el tratamiento", remarcó el abogado. La familia denunciará al centro hospitalario por presunto "homicidio culposo".

Según información recogida por el diario La Nación, de Argentina, el abogado precisó que el paciente "comenzó a saturar alrededor del 98% y la expectoración comenzó a mejorar drásticamente", a partir del tratamiento.

Dióxido de cloro, un peligro para la salud

La Organización Mundial de la Salud y las autoridades sanitarias de varios países afirman que ingerir dióxido de cloro para tratar o prevenir las infecciones por coronavirus es peligroso.

Según la OMS, no hay evidencias de que sea eficaz para tratar el coronavirus u otras enfermedades.

Asimismo, en agosto de 2020, el Ministerio de Salud de Argentina remarcó que la utilización médica del dióxido de cloro carece de "estudios que muestren su eficacia". "No posee autorización alguna por parte del ministerio para su comercialización y uso", indicaron.

"La ingesta de dióxido de cloro puede causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones. También pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales", especificaron los funcionarios ministeriales.

Ver más