Últimas 15minutos

La visita de Felipe VI a Puerto Rico deja curiosas anécdotas

El Rey de España partió este miércoles desde Puerto Rico hacia Honduras para asistir a la toma de posesión de la nueva presidenta del país centroamericano, Xiomara Castro

Los puertorriqueños no dejaron pasar la oportunidad del viaje del rey a la isla, con fuerte componente económico y cultural, para sacar su sentido del humor y arrancar sonrisas (Cortesía Flickr/Casa de América)

15 minutos. La visita de Felipe VI a Puerto Rico, que concluyó este miércoles, dejó para el recuerdo algunas curiosas anécdotas como memes sobre el derribo de la estatua de Juan Ponce de León, el regalo de unos calcetines o un plano que se llevó el viento y el monarca tuvo que rescatar.

Los puertorriqueños no dejaron pasar la oportunidad del viaje del rey a la isla, con fuerte componente económico y cultural, para sacar su sentido del humor y arrancar sonrisas.

Los memes en las redes sociales fueron una de las notas destacadas, muchos relacionados con el derribo de la estatua del primer gobernador de la isla, un acto de vandalismo de carácter anticolonialista.

Algunos de los memes colocaron a personajes famosos, como el cantante puertorriqueño Ricky Martin en calzoncillos, sobre la base de la estatua, en sustitución de la figura del histórico conquistador español.

Unos calcetines para el Rey

Una de las anécdotas graciosas del paso del rey Felipe VI por la isla fue el momento en el que un compatriota consiguió romper el protocolo para hacerle un obsequio: unos calcetines.

El español que pudo con el estricto operativo de seguridad fue Antonio Prieto, residente en Puerto Rico desde que tiene 15 años, quien logró que el monarca se detuviera a charlar con él unos minutos.

Prieto le aseguró a Felipe VI que uno de sus primos formó parte de la escolta de seguridad de los Reyes de España durante 30 años.

El comerciante comunicó a los escoltas su caso y estos fueron a su tienda, Camínalo Outlet Store, en el casco histórico de El Viejo San Juan, para asegurarse que el regalo no suponía riesgo para el monarca.

Modelos de calcetines

El comerciante escogió cuatro modelos de calcetines con temática sobre Puerto Rico, incluido uno con la bandera de la isla, otro con la pequeña rana autóctona coquí, el bosque de El Yunque y otros que decían "Boricua -puertorriqueño- en la Luna".

Cuando el rey salió de la residencia del gobernador Pedro Pierluisi, La Fortaleza, y pasó frente al negocio del español se produjo la graciosa escena de entrega del regalo.

La presencia del rey, salvo por unas protestas testimoniales, fue en general bien recibida por los puertorriqueños, que apreciaron la cercanía del monarca con la gente.

Trató de recoger un mapa del suelo

Prueba de esa naturalidad fue cuando, durante su visita al Museo de San Juan, el rey no dudó en tratar de rescatar un plano que voló por los aires a causa de una ráfaga de viento.

El golpe de viento provocó la caída del mapa al suelo, que el propio monarca intentó recoger personalmente adelantándose a su escolta y resto de personalidades presentes.

Al final de la visita al museo, el rey obsequió al alcalde de San Juan, Miguel Romero, con un facsímil del plano cartográfico de 1519 del "Asiento y del puerto de la ciudad de Puerto Rico" y una carpeta que contenía el facsímil de la carta de 1519.

Felipe VI partió este miércoles desde Puerto Rico hacia Honduras para asistir a la toma de posesión de la nueva presidenta del país centroamericano, Xiomara Castro.

Ver más