Últimas 15minutos

Protestas por nuevo método para registrar la COVID-19 en Brasil

El retraso y la falta de datos consolidados levantó voces de protesta entre la clase política, el Poder Judicial y las asociaciones de prensa

La falta de datos consolidados levantó voces de protesta (Sebastiao Moreira/EFE)

15 minutos. La clase política, el Poder Judicial y las asociaciones de prensa levantaron voces de protesta contra el nuevo método de registro de muertes y contagios por COVID-19 en Brasil.

Según el boletín de este domingo, el país es el segundo con más casos detrás de Estados Unidos (685.427) y el tercero en número de muertos (37.312). En las últimas 24 horas fueron 1.382 fallecimientos y 12.581 casos.

El gigante latinoamericano suma la tensión que se vive en las calles en las manifestaciones en favor y contra el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, a un creciente avance de la pandemia salpicado por críticas al Gobierno tras alterar y atrasar la publicación de los datos sobre el COVID-19.

Después de tres días consecutivos con un récord diario de muertes, que llegó al punto más alto el jueves con 1.473 óbitos, el Ejecutivo adoptó una nueva metodología para la divulgación de los datos oficiales.

El Ministerio de Salud retrasó 3 horas la divulgación de los datos, que ahora son informados a las 22:00 horas (01:00 GMT del día siguiente). Se argumenta que es para evitar "subnotificaciones" e "inconsistencias" del reporte diario de los 27 estados.

La TV Funeraria

La medida fue defendida por Bolsonaro. El mandatario llegó a decir que el telenoticiero de la red Globo, al que calificó como "TV Funeraria", ya no tendría más "noticias" para dar. El canal viene entonces interrumpiendo la transmisión de la telenovela de la noche para entrar con el flash informativo sobre el balance diario.

Las versiones impresas de los matutinos también dejaron de incluir los datos del día. LLa mayoría de los diarios cierra edición antes del horario en el que ahora es divulgado el boletín.

La plataforma del Ministerio destinada para la divulgación de los datos estuvo "en mantenimiento" por casi 24 horas. La interrupción hizo que la Universidad Johns Hopkins, referencia global sobre los números del COVID-19, dejara a Brasil fuera de la estadística durante el sábado.

Después de volver a entrar en operación, la plataforma del Ministerio no incluyó más los archivos con datos específicos que estaban disponibles para descarga.

Este domingo, el boletín seguía sin consolidados, aunque puso de nuevo la información completa en la nube.

Críticas y rechazo generalizado

El retraso y la falta de datos consolidados levantó voces de protesta entre la clase política, el Poder Judicial y las asociaciones de prensa.

Este domingo, en un debate televisivo, el expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) manifestó que la postura del Gobierno es "ridícula" porque "nadie va a esconder datos para siempre".

Mientras, la exministra y excandidata presidencial Marina Silva dijo que Bolsonaro comete con la omisión "un crimen de responsabilidad".

El presidente del Congreso, Rodrigo Maia, llegó a pedir el sábado a la Secretaría General de Presidencia para que el Gobierno vuelva al formato inicial de divulgación de datos.

Proyecto de ley

La Comisión Externa de la Cámara de Diputados, en tanto, envió este domingo un oficio a Maia. Le pide que los datos que son entregados por las secretarías de Salud regionales al Ministerio también sean remitidos en tiempo real al Parlamento y al Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), que ejerce como contraloría.

Partidos de oposición, igualmente, se movilizaron este domingo para llevar esta misma semana el asunto hasta la Corte Suprema.

Ver más