Últimas 15minutos

Organizaciones sociales inician acampada ante "sordera" del Gobierno chileno

El campamento, con una docena de tiendas, se estableció en una plaza pública, a poco metros del Ejecutivo chileno

Vista del monumento a Manuel Montt y Antonio Varas al lado del campamento organizado por un grupo de personas ligado a diversos movimientos sociales (Alberto Valdes/ EFE)

15 minutos. Representantes de distintas organizaciones sociales de Chile iniciaron este lunes una acampada en el centro de Santiago para denunciar la "sordera" del Gobierno ante la situación que vive el país.

Alegan que la "sordera" se demuestra a la hora de atender las demandas del estallido social, que está a punto de cumplir dos meses y es el más grave de la democracia chilena, con al menos 24 muertos.

"A 53 días de una lucha intensa y extensa de todo el pueblo chileno exigiendo justicia y dignidad, la sordera de las autoridades nos obliga a mantener la movilización y buscar nuevas formas para hacernos escuchar", afirmó el vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores "No+AFP", Luis Mesina.


Acampan frente al Palacio de Tribunales de Santiago y el antiguo Congreso Nacional (Albert Valdes/ EFE)

¿Quiénes acampan?

El campamento, con una docena de tiendas, se estableció en una plaza pública, a poco metros del Ejecutivo chileno, entre la sede del Congreso en Santiago y el Palacio de los Tribunales de Justicia.

"No aceptamos las respuestas del Gobierno y sus voceros que dicen entender la demanda popular, pero solo ofrecen bonos y subsidios temporales con cargo a las arcas fiscales manteniendo y profundizando la enorme desigualdad existente en el país", agregó el activista.

En la iniciativa participaron las organizaciones que forman parte de la llamada Mesa de Unidad Social.

Se encuentran el Colegio de Profesores, la Central Unitaria de Trabajadores, la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales o el movimiento "No+AFP", que busca poner fin al criticado sistema privado de jubilaciones de Chile.

"No solo queremos una Asamblea Constituyente que sea soberana, partidaria y plurinacional, sino que también podamos avanzar en ciertos requerimientos que la ciudadanía tiene y que tienen que ver con el problema de las pensiones, la salud digna o el fin de la deudas de los estudiantes", explicó a EFE Gabriela Farías, dirigente de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (FENPRUSS).


Protestan en denuncia a la "sordera" del Gobierno a la hora de atender las demandas del estallido social (Alberto Valdes/ EFE)

Fuertes disturbios

Lo que empezó siendo un llamado de los estudiantes chilenos a colarse en el metro de Santiago para protestar contra el aumento de la tarifa el pasado 18 de octubre se convirtió en una revuelta social en la que se clama por un modelo económico más justo y que carece de líderes identificables, aunque la Mesa de Unidad Social ha ido cobrando protagonismo en los últimos días.

Representantes de esta plataforma social se reunieron hace dos semanas con el Gobierno chileno, por primera vez en medio de la crisis.

Plantearon, entre otras cuestiones, la necesidad de aumentar el salario mínimo de los actuales 301.000 (374 dólares) a 550.000 pesos (664 dólares) y cambiar el sistema de pensiones.

Las marchas, que comenzaron siendo multitudinarias, han ido perdiendo fuerza, aunque sigue existiendo descontento en las calles y episodios de extrema violencia.

Esta situación pese a las tímidas medidas sociales anunciadas por el Gobierno al inicio de la crisis y al histórico acuerdo parlamentario para cambiar la Constitución, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

Ver más