Últimas 15minutos

Nueva masacre en zona rural de Colombia deja 4 muertos

Esta es la tercera masacre perpetrada este año en Valle del Cauca, zona con fuerte presencia de narcotráfico y grupos ilegales que buscan controlar la zona

La matanza dejó cuatro personas muertas (Daniel Garzon/Zuma press/DPA)

15 minutos. Este viernes fueron hallados los cuerpos de cuatro personas víctimas de una nueva masacre en las zonas rurales de Colombia.

Los cadáveres, con señales de tortura, fueron encontrados en la zona de Jamundí, en el departamento de Valle del Cauca.

En redes sociales se han difundido imágenes de los cuerpos con heridas de bala.

El alcalde de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, confirmó la masacre.

El batallón de Alta Montaña del Ejército y la policía se trasladaron al lugar para hacer verificación, según recoge el diario colombiano 'El Espectador'.

El alcalde ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas dos horas después de compartir el hecho en su cuenta personal en Twitter.

Un medio local del municipio de Jamundí, Papel Periódico, ha identificado a las cuatro personas asesinadas: Eliseo Campo, su hermano Edgar Campo, Eider Gutiérrez Corrales y Mayer Dayan Ramírez.

Con estas cuatro ya serían 267 las víctimas mortales en 67 masacres perpetradas en Colombia en lo que va de 2020, según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz.

Esta es la tercera masacre perpetrada este año en Valle del Cauca. En esta zona hay una presencia de narcotráfico y grupos ilegales que buscan controlar la zona.

Descubren escuelas de paramilitares

La investigación del conflicto interno en Colombia ha permitido investigar actividades como las de los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (ACU) y de los diversos grupos que las integraban, como el Clan Isaza, que no solo reclutaba a menores de edad, sino que los entrenaba en "escuelas" en las que aprendían a torturar y a desmembrar cuerpos.

Un fallo de la Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá consultado por el diario 'El Tiempo' relata cómo miembros de ese grupo coaccionaban "a menores de edad para que ingresaran a las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio", que operaban en los departamentos de Caldas, Cundinamarca, Antioquia y Tolima.

Hasta ahora se conocía la existencia de este grupo paramilitar, pero el informe del Centro Nacional de Memoria Histórica 'Isaza, el clan paramilitar' concreta cómo llevaban a víctimas aún vivas a estas "escuelas" para que los reclutas paramilitares "practicaran" con ellas y para enseñarles cómo utilizar estos cuerpos como advertencia a otros vecinos.

Respuesta a la guerrilla

"¿Dónde aprendían a desmembrar? En la escuela. Sí, porque le enseña, igual eso, pues no tiene ciencia. Yo miré mucho de eso, igual a mí me tocó ayudar (...). No, que yo cogerle la mano, y otro cortaba e iba echando al hueco", relata uno de los paramilitares desmovilizados. "Le decían: Salga, que usted me mata a ese man. Usted tenía que salir, matarlo. Y al otro (compañero le decían): "Usted sale y me lo pica", explica.

Este grupo paramilitar tenía al menos cinco "escuelas de instrucción militar". En una de ellas, Palos Verdes, fueron desaparecidas más de cien víctimas, según el relato de un desmovilizado.

El Clan Isaza comenzó a funcionar como Los Escopeteros en la década de 1970 para responder a la presencia de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Antioquia. Tras el acuerdo de desmovilización de 2006, el grupo se desmovilizó con el nombre de Autodefensas del Magdalena Medio.

Ver más