Últimas 15minutos

Queman cientos de murciélagos en Perú por temor a COVID-19

Al menos 300 ejemplares murieron en esta acción colectiva, según la estimación del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre

Los murciélagos brindan servicios ambientales muy importantes como control de plagas (Cortesía Pixabay)

15 minutos. Aproximadamente medio millar de murciélagos fueron víctimas de un ataque con fuego por habitantes de una pequeña aldea de los Andes peruanos. Estas personas creían equivocadamente que los especímenes transmitían el coronavirus, la pandemia que en Perú causó nueve muertos y 480 infectados.

Alrededor de 300 ejemplares murieron en esta acción colectiva, según la estimación del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) de Perú.

Otros 200 especímenes fueron recuperados por personal del Serfor y del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) y, luego de comprobar que estaban en buen estado, fueron liberados en una cueva más alejada de la zona donde se produjo el ataque.

El hecho ocurrió en el caserío de Culden, ubicado en la región andina de Cajamarca, al norte de Perú, donde hasta el momento solo se registra un caso de COVID-19.

Cacería en grupo

Alimentados por los rumores de que la pandemia se originó por una persona en China que comió sopa de murciélago, los habitantes de esta aldea peruana salieron en grupo con antorchas a una cueva cercana donde anidaban murciélagos.

En su huida, los animales se refugiaron dentro de las paredes huecas de la escuela infantil del pueblo, que en ese momento se encontraba vacía.

Fue entonces cuando los atacantes optaron por romper esas paredes y quemar a los murciélagos que ya no tenían escapatoria, según relataron trabajadores de la oficina regional del Serfor.

Especies inofensivas

"Como autoridad nacional les hicimos ver que era incorrecto. Ellos alegaron que también lo hacían por temor a que les contagiaran la rabia, pero en esa zona no nos consta que haya casos de esa enfermedad", indicó Gálvez-Durand.

La especialista recalcó que entre el grupo murciélagos había varias especies de la familia Myotis, todas ellas inofensivas para el ser humano por ser insectívoras.

Estos murciélagos son de pequeñas dimensiones, muy lejos del tamaño que puede alcanzar el zorro volador, especie endémica de Asia que se alimenta de sangre.

Gálvez-Durand aclaró que, de las más de 160 especies de murciélagos que se encuentran en Perú, solo tres se alimentan de sangre.

Murciélagos estigmatizados

"Lamentablemente los murciélagos tienen mala fama. A veces los seres humanos estigmatizamos algunas especies de fauna y los llevaron casi a su extinción, como los lobos en Europa", comentó Gálvez-Durand.

"Así como los roedores, los murciélagos también tienen mala fama, pero este tipo de especies brindan servicios ambientales muy importantes como control de plagas, polinización, dispersión de semillas y, con ello, regeneración de bosques. Son más las cosas buenas que nos brindan que lo negativo", concluyó.

En un comunicado, el Serfor solicitó "no desnaturalizar la situación por la pandemia del COVID-19" y recordó que "los murciélagos no son nuestros enemigos".

La institución adscrita al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) de Perú precisó que el 70 % de las especies existentes en el mundo se alimentan de insectos, muchos de ellos nocivos para la agricultura y para la salud humana como los mosquitos transmisores del dengue y otras enfermedades.

Ver más