Últimas 15minutos

Emilio Lozoya llegó a México para enfrentar a la justicia

Lozoya está investigado en dos casos de corrupción, uno vinculado a la constructora Odebrecht y otro a la empresa de fertilizantes Agro Nitrogenados

El retorno de Emilio Lozoya generó enorme expectación en el país (Alex Cruz/EFE)

15 minutos. El exdirector de la petrolera Pemex, Emilio Lozoya, llegó en la madrugada de este viernes a México procedente de España, desde donde fue extraditado para ser juzgado en dos causas por delitos de asociación ilícita, cohecho y operaciones con recurso de procedencia ilícita.

Lozoya aterrizó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde personal de la Fiscalía General de México le aguardaba para trasladarlo a una cárcel de la capital del país latinoamericano.

El mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se refirió este jueves al caso de Lozoya. De hecho, precisó que, como lo llevará la Fiscalía General, existe un compromiso de que informará sobre las investigaciones.

Lozoya está investigado en dos casos de corrupción, uno vinculado a la constructora brasileña Odebrecht y otro a la empresa de fertilizantes mexicana Agro Nitrogenados.

El exdirector de Pemex huyó del país tras una "filtración" de que lo iban a detener. Sin embargo, lo capturaron el 12 de febrero en Málaga, tras lo cual la Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión provisional incondicional y comunicada.

Fraudes y corrupción

Las expectativas de sentar ante un juez a este ex alto funcionario vienen azuzadas por el propio presidente para demostrar la corrupción del anterior gobierno.

"Esta extradición voluntaria va a ayudar mucho para ir purificando la vida pública, limpiando de corrupción el país", afirmó López Obrador en su conferencia matutina.

López Obrador confía en que los trapos sucios de Lozoya permitirán destapar los supuestas artimañas que habrían llevado al peñanietismo a instrumentar reformas estructurales como la energética, que abrió el sector a la iniciativa privada tras décadas de monopolio estatal.

"Va a hablar de Odebrecht y de otro tipo de ilícitos. Va a ser algo interesante, importante", apuntó el mandatario.

Además de este escándalo de raíces brasileñas, Lozoya enfrentará en México acusaciones por lavado de dinero, asociación delictiva y cohecho.

Son delitos derivados de la transferencia de unos 12,5 millones de dólares de Odebrecht y de Altos Hornos de México (AHMSA) -cuyo directivo Alonso Ancira, conocido como "el rey del acero", también fue detenido en España- a cuentas en Suiza ligadas a Lozoya.

¿Peña Nieto en la mira?

Emilio Lozoya tiene, al parecer, en sus manos grabaciones de supuestos sobornos relacionados con la aprobación de la reforma energética. Es por ello que con su regreso parece estrecharse el cerco sobre Peña Nieto y su círculo más cercano.

En agosto pasado, la exsecretaria de Desarrollo Social de México, Rosario Robles, se convirtió en la primera integrante del gabinete de Peña Nieto en declarar ante un juez por corrupción.

Gerardo Ruiz Esparza, exsecretario de Comunicaciones y Transportes de México, murió el pasado abril a los 70 años. Se tenía planeado investigarlo por supuesto lavado de dinero.

En una entrevista con EFE, el titular de la Unidad, Santiago Nieto, explicó que está investigando tramas de corrupción en el Gobierno de Peña Nieto. Además, aseguró que el expresidente será denunciado si se hallan indicios que lo vinculen.

No obstante, López Obrador aclaró en varias ocasiones que solo lo investigará si los mexicanos lo decidían en una consulta ciudadana.

"El enjuiciamiento de Enrique Peña será viable siempre y cuando le dé rendimiento político al actual presidente", dijo este viernes a EFE el coordinador de los posgrados de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Khemvirg Puente.

Para el experto, este juicio también puede destapar el papel clave del exministro de Hacienda y Exteriores Luis Videgaray, mano derecha de Peña Nieto.

Expectación máxima

El retorno de Emilio Lozoya generó enorme expectación en el país: "El chivo a sacrificar", "pirotecnia, justicia y política", "caso Lozoya. ¿Bomba pareja o selectiva?", opinaron columnistas de los principales medios del país.

"Podemos esperar escándalo, mucho ruido pero no necesariamente justicia. El Gobierno puede usarlo para distraer la atención y reivindicar su gestión", dijo Puente, quien consideró que a López Obrador este caso le va "como anillo al dedo" para enarbolar una vez más la bandera anticorrupción.

Más allá de los resultados de este juicio, las acusaciones contra Lozoya enterrarían definitivamente la muy maltrecha figura de Peña Nieto y de su gobierno. 

Más Vistas

Ver más