Últimas 15minutos

Bachelet instó a las autoridades de El Salvador a restaurar el Estado de Derecho

Considera que la destitución de los jueces y el fiscal "socavan gravemente la democracia"

La crisis política en El Salvador ha generado rechazo en todo el mundo (EFE/Rodrigo Sura)

15 minutos. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, alertó este martes sobre una "alarmante tendencia hacia la concentración de poderes" en El Salvador.

Su declaración responde a la destitución de magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del fiscal general de ese país por parte de la recién instalada Asamblea Legislativa.

"Quiero recordar a todas las autoridades estatales la necesidad de cumplir con sus obligaciones de derecho internacional para restaurar el Estado de derecho y la separación de poderes", subrayó la expresidenta chilena en un comunicado.

Las recientes destituciones "socavan gravemente la democracia y el Estado de derecho", al debilitar la separación de poderes, agregó Bachelet.

El 1 de mayo la Asamblea Legislativa destituyó a los miembros de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general, Raúl Melara.

El Legislativo alegó que los magistrados habían actuado de forma inconstitucional. Los señaló de fallar en contra de actos y decisiones tomadas por el ministerio de Sanidad en relación a la pandemia de la COVID-19. En cuanto al fiscal, alegaron presuntos lazos con un partido de la oposición.

Infracción a la ley Internacional

Bachelet hizo alusión al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, ratificado por El Salvador. Este estipula que los jueces solo pueden ser sustituidos "en caso de faltas graves de conducta o de incompetencia, de acuerdo a un procedimiento justo que asegure objetividad e imparcialidad".

Según Bachelet, "el procedimiento seguido para cesar a todos los jueces de la Corte Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general no cumplió con los estándares requeridos sobre el debido proceso".

De allí que considera el cese como "una infracción de la ley internacional de derechos humanos". Asimismo, lo calificó como un ataque directo a la independencia judicial, "clave para el funcionamiento democrático".

“Los jueces y fiscales deben ser protegidos de interferencias inapropiadas y de intimidación”, subrayó Bachelet.

Además, Bachelet recordó que es obligación de los estamentos del estado acatar las decisiones judiciales, sean o no de su agrado.

La crisis política en El Salvador también motivó reacciones de la Unión Europea, EEUU y la Organización de Estados Americanos. Todos han mostrado su preocupación por la situación del estado de derecho en la nación centroamericana.

Previamente, el secretario general de la ONU, António Guterres, también pidió a El Salvador respeto a la Constitución. Expresó que la separación de poderes es necesaria para mantener los avances democráticos que el país alcanzó tras 12 años de guerra civil (1980-1992).

Ver más