Últimas 15minutos

Duque designa a Carlos Holmes Trujillo como ministro de Defensa

La designación de Ttrujillo como ministro de Defensa de Holmes ocurre a una semana de la renuncia de Guillermo Botero

En la declaración, Duque estuvo acompañado de Trujillo y del Alto Mando Militar. Entre ellos, el comandante de las Fuerzas Militares y ministro de Defensa encargado, general Luis Fernando Navarro./Mauricio Dueñas Castañeda (EFE)

15 minutos. El presidente colombiano, Iván Duque, designó este martes al canciller Carlos Holmes Trujillo como ministro de Defensa en reemplazo de Guillermo Botero, quien renunció al cargo hace una semana tras desvelarse que ocultó al país la muerte de ocho niños en un bombardeo militar contra disidentes de las FARC.

"He designado al doctor Carlos Holmes Trujillo como nuevo ministro de la Defensa nacional", afirmó Duque en una declaración en la Casa de Nariño en la que destacó la "vasta experiencia en administración pública" de Trujillo.

Al hacer el anuncio, Duque agregó que Holmes conoce la realidad de la seguridad ciudadana.

En la declaración, Duque estuvo acompañado de Trujillo y del Alto Mando Militar. Entre ellos, el comandante de las Fuerzas Militares y ministro de Defensa encargado, general Luis Fernando Navarro. 

Además de haber sido canciller, Trujillo fue miembro de la Asamblea Constituyente de 1991 y ministro de Educación y de Interior. También fue el primer alcalde de Cali elegido por voto popular (1988), así como embajador en Rusia, Suecia y Bélgica. Igualmente, fue embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y cónsul en Japón.

También ocupó el cargo de alto comisionado para la Paz durante el gobierno de Ernesto Samper (1994-1998), y en las elecciones presidenciales de 2014 fue compañero de fórmula de Óscar Iván Zuluaga, del partido Centro Democrático, al que pertenece Duque.

Retos inmediatos

El presidente aseguró que el nuevo jefe de la Defensa tendrá "enormes tareas y enormes retos". Una de ellas es alcanzar este año "cifras récord en incautación de drogas". Además, enfrentar a "los grupos armados organizados en todo el territorio nacional".

Duque no hizo referencia alguna sobre quién reemplazará a Trujillo en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

También le encargó "consolidar la seguridad" en el departamento del Cauca (suroeste), sumido en una espiral de violencia, principalmente por el asesinato de indígenas y líderes sociales. Esto, en medio de una guerra entre disidencias de las FARC, la guerrilla del ELN y bandas criminales que se disputan el control de esa región para el narcotráfico.

Sin referirse directamente a las denuncias de violaciones de los derechos humanos en las Fuerzas Armadas y a la controvertida operación militar en la que murieron los ocho menores reclutados por las disidencias de las FARC, Trujillo dijo que debe quedar claro que las faltas contra los DD.HH. "no se toleran" en Colombia.

"El uso de la fuerza debe sujetarse al respeto de las normas de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario (DIH)", manifestó.

La muerte de los ocho menores de edad en el bombardeo, ocurrido en agosto pasado en el departamento sureño del Caquetá, salió a la luz la semana pasada en un debate de moción de censura al entonces ministro Botero, quien renunció ante las críticas desatadas por ocultar dicha información.

Seguridad y narcotráfico

Por otra parte, Trujillo valoró el trabajo de las fuerzas militares y de Policía colombianas, que "son consideradas las más profesionales del mundo". Cree cree trabajarán con él por "el mejoramiento de la seguridad ciudadana y la convivencia".

"Vamos a fortalecer las capacidades de la fuerza pública y trabajaré entonces en fortalecer las capacidades de las Fuerzas Militares", aseveró.

De igual manera, se refirió a la erradicación de cultivos ilícitos. En este sentido, dijo que Colombia continuará liderando "la lucha contra las drogas" y seguirá "trabajando con los países del hemisferio" con el fin de combatir este delito.

La tendencia de crecimiento de los cultivos de coca en Colombia se frenó en 2018 pero la cifra de hectáreas sembradas sigue en máximos históricos pese a que pasó de 171.000 en 2017 a 169.000 el año pasado, según la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).

Ver más