Últimas 15minutos

Discusión política terminó con la muerte a cuchilladas de un simpatizante de Lula a manos de un seguidor de Bolsonaro

El asesinato ocurrió el miércoles en una propiedad rural cercana al municipio de Confresa

Rafael Silva de Oliveira confesó haber asestado cerca de 15 puñaladas a la víctima, un compañero de trabajo identificado como Benedito Cardoso dos Santos (Cortesía Twitter @oscarjm_peraza)

15 minutos. Un seguidor del presidente Jair Bolsonaro asesinó a cuchilladas a un simpatizante del opositor Luiz Inácio Lula da Silva. Se trata de un nuevo crimen por motivos políticos, a menos de un mes de las elecciones de Brasil, informó este viernes la Policía.

El asesinato ocurrió la noche del miércoles en una propiedad rural cercana al municipio de Confresa, en el estado de Mato Grosso, en el centro de Brasil, durante una discusión por motivos políticos.

El autor del crimen, Rafael Silva de Oliveira, confesó haber asestado cerca de 15 puñaladas a la víctima, un compañero de trabajo identificado como Benedito Cardoso dos Santos. Así lo informó el comisario Víctor Oliveira en declaraciones a periodistas.

De acuerdo con la confesión del autor del crimen, los 2 hombres estaban hablando de política y en el calor de la discusión la víctima le dio un puñetazo al bolsonarista, iniciando la pelea.

El seguidor de Lula tomó un cuchillo y el partidario de Bolsonaro, después de arrebatárselo, le propinó las cuchilladas en la espalda, cara y cuello, según su versión relatada por el comisario de Policía.

Después, el bolsonarista fue a un cobertizo a buscar un machete. Con el arma remató al seguidor del expresidente Lula con un golpe en el cuello.

Este es el segundo homicidio por motivos políticos que se conoce en Brasil en los últimos meses, en vísperas de las elecciones del 2 de octubre.

Susilar a todos los petistas

En julio, un agente de prisiones seguidor de Bolsonaro asesinó a tiros a un militante del Partido de los Trabajadores (PT), formación de Lula. Ocurrió durante una fiesta de cumpleaños decorada con fotografías del líder progresista celebrada en Foz de Iguazú.

Este crimen fue ampliamente condenado por autoridades, candidatos, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil. Todos culparon del suceso al discurso de odio que promueven los grupos de ultraderecha que apoyan a Bolsonaro.

El magistrado del Tribunal Supremo Alexandre de Moraes incluso pidió a Bolsonaro que se pronunciase de forma oficial en una acción judicial presentada por la oposición. Esta lo acusa de incitar la violencia política con sus discursos.

Bolsonaro es un firme impulsor de la liberación de la tenencia de armas. Además, suele usar una retórica agresiva contra sus rivales políticos.

El 7 de septiembre, durante un mitin multudinario con motivo del bicentenario de la independencia de Brasil, Bolsonaro afirmó que "gente como Lula tiene que ser extirpada de la vida pública".

En la campaña electoral de 2018, en las que llegó al poder, fue más allá. Aseguró que iría a "fusilar a todos los petistas"; lo dijo en alusión a los militantes del partido de Lula.

Ver más