Últimas 15minutos

Detenido en Venezuela Fat Leonard, responsable del mayor escándalo de corrupción en la Marina de EEUU

El detenido permanecerá bajo custodia de las autoridades venezolanas, hasta que Estados Unidos resuelve los detalles de su extradición

'Fat Leonard' se encontraba bajo arresto domiciliario en San Diego, California, cuando decidió cortarse la tobillera de vigilancia y huir el 4 de septiembre (Cortesía Twitter @SonPolemicas)

15 minutos. El contratista Leonard Glenn Francis, conocido como Fat Leonard, resultó detenido este jueves en el aeropuerto de Maiquetía, en Venezuela, después de varias semanas prófugo, mientras se encontraba bajo arresto domiciliario a la espera de conocer su sentencia por sobornar a oficiales de la Marina; un escándalo de corrupción que le reportó hasta US $35 millones de beneficios.

Fat Leonard se encontraba bajo arresto domiciliario en San Diego, California, cuando decidió cortarse la tobillera de vigilancia y huir el 4 de septiembre, pasando por México y Cuba, hasta recalar en Venezuela, desde donde tenía previsto viajar hasta Rusia, según informó la delegación venezolana de Interpol.

El detenido permanecerá bajo custodia de las autoridades venezolanas, hasta que Estados Unidos resuelva los detalles de su extradición. Francis estaba arrestado desde 2013 y dos años después se declaró culpable de ofrecer US $500.000 en sobornos a oficiales de la Marina a cambio de compartir información clasificada y redirigir embarcaciones militares a puertos gestionados por su empresa con sede en Singapur.

Escándalo

La acusación contra él alega que Francis y dicha empresa cobraron más de US $35 millones al Ejército de Estados Unidos. El escándalo se saldó también con la condena de casi tres docenas de cargos y personal de la Marina. La noticia de su arresto llega un día antes de la fecha fijada para conocer su sentencia

Después de su declaración de culpabilidad en 2015 y de varios problemas de salud que incluyeron cáncer de riñón, Francis logró libertad médica y estuvo bajo arresto domiciliario desde 2018.

Ahora tras su huida, está previsto que el acuerdo que había alcanzado con las autoridades para reducir su pena a cambio de información que facilitara el arresto y las condenas del personal de la Marina implicada quede roto.

Ver más