Últimas 15minutos

CorteIDH falla a favor de Periodista Jineth Bedoya y Colombia acatará sentencia

La sentencia señala que el Estado colombiano "es responsable internacionalmente por la violación de los derechos a la integridad personal, libertad personal, honra, dignidad y libertad de expresión en perjuicio de la periodista Jineth Bedoya Lima"

La periodista recurrió a la CorteIDH en 2011 con apoyo de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y demandó al Estado colombiano por los delitos de los que fue víctima (EFE/ Carlos Ortega)

15 minutos. Casi un cuarto de siglo después de su secuestro, tortura y violación por paramilitares, la periodista colombiana Jineth Bedoya encontró justicia en la sentencia de este lunes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

La sentencia del tribunal, con sede en San José de Costa Rica, señala que el Estado colombiano "es responsable internacionalmente por la violación de los derechos a la integridad personal, libertad personal, honra, dignidad y libertad de expresión en perjuicio de la periodista Jineth Bedoya Lima" y por los abusos sexuales de que fue víctima.

Las amenazas recibidas desde 1998 trabajando en el diario El Espectador y un atentado contra ella y su madre en 1999, tuvieron poco eco en la justicia colombiana.

El 25 de mayo de 2000 la secuestraron paramilitares en las afueras de la cárcel La Modelo de Bogotá cuando hacía una investigación periodística.

La periodista fue secuestrada por 16 horas durante las cuales "sufrió graves agresiones verbales, físicas y sexuales", fue abandonada luego cerca de la ciudad de Villavicencio.

Bedoya investigaba la violencia y un posible caso de venta de armas y tráfico de secuestrados en la cárcel. El hecho involucraba a paramilitares, narcotraficantes, la guerrilla, policías y militares.

Acusaciones al Estado

La periodista recurrió a la CorteIDH en 2011 con apoyo de la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

Argumentó que el Estado conocía el riesgo que corría en el ejercicio de su profesión, razón por la que acusó a las instituciones de no tomar acciones para protegerla. Además de no haber llevado a cabo una investigación diligente para sancionar a los responsables, principalmente los autores intelectuales y agentes estatales.

Bedoya, actualmente subeditora del diario El Tiempo, denunció que agentes de la Policía fueron quienes le sugirieron entrevistarse en la cárcel La Modelo con jefes paramilitares para contener el riesgo que había generado su cubrimiento periodístico.

El caso en la CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó en junio de 2000 medidas cautelares a favor de Bedoya. E instó al Estado a adoptar medidas para garantizar su vida e integridad, así como juzgar y sancionar los hechos de los que fue víctima.

La CIDH, que confirmó en 2019 que la CorteIDH asumiría el caso de la reportera, concluyó que "existía un riesgo real e inminente para la periodista de sufrir un ataque o agresión, debido a que había sido víctima de constantes amenazas y ataques contra su vida e integridad personal antes de su secuestro".

Según la CIDH, las amenazas y agresiones "fueron puestas en conocimiento de las autoridades estatales en diversas ocasiones". El Estado colombiano "violó los derechos a las garantías judiciales y protección judicial ya que no actuó con la debida diligencia en la investigación".

En su testimonio, Bedoya señaló a un general de la Policía como organizador de la red de venta de armas a un frente de las FARC desde La Modelo y quien ordenó su secuestro.

Disney retrasa estreno de Indiana Jones 5 hasta 2023

Aunque la periodista y sus abogados habían solicitado como medida de reparación el cierre de la cárcel La Modelo, la Corte IDH no accedió.

También solicitó, ordenar al Estado publicar datos sobre violencia de género, amenazas contra periodistas y defensoras de derechos humanos como medida contra la impunidad.

Reconocimiento parcial del Estado

El director de la Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez, reconoció entonces ante la CorteIDH la responsabilidad del Estado. Fue forzada hasta en 12 ocasiones a repetir ante la Fiscalía y otras instancias la narración de las violaciones, y pidió perdón "por estos hechos y por el daño que causaron".

Bedoya consideró que reconocer solo una pequeña parte de todos los hechos que se cometieron contra ella, y que en parte el Estado fue cómplice es como los casos de violencia de género en pareja donde un día el hombre golpea a la mujer y al siguiente le pide perdón.

"Enfrentarse a un juicio es casi una segunda violación", consideró Bedoya.

Colombia acata el fallo

El presidente colombiano, Iván Duque, dijo que el Estado colombiano "cumplirá en su totalidad" el fallo de la CorteIDH en el caso de Jineth Bedoya.

Así lo expresó el mandatario en Twitter señalando que el "Estado colombiano rechaza toda agresión física y psicológica contra las mujeres". Bedoya "jamás debió ser secuestrada y torturada y la sentencia de la CorteIDH se cumplirá en su totalidad, como siempre Colombia lo ha hecho", dijo.

Duque dijo que siempre condenará cualquier acto violento contra mujeres y periodistas, al tiempo que aseguró que el caso de Bedoya "no puede repetirse jamás".

Puntualizó que la sentencia del tribunal internacional debe servir "en las acciones a implementar para evitar que algo similar vuelva a suceder".

Sobre este caso la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) calificó hoy de "histórica" la sentencia de la CorteIDH.

"En una sentencia histórica, hoy la Corte IDH declaró al Estado colombiano responsable por el secuestro, tortura y violencia sexual contra la periodista Jineth Bedoya Lima", dijo la FLIP en Twitter.

La justicia colombiana condenó por este caso en mayo de 2019 a los paramilitares Alejandro Cárdenas, alias "JJ", y Jesús Emiro Pereira, conocido como "Huevoepisca", a 30 y 40 años de prisión, respectivamente, por el secuestro, tortura y abuso sexual.

Ver más