Últimas 15minutos

En defensa de su hijo, Bolsonaro volvió a atacar el control de armas

Según una publicación Carlos Bolsonaro participó en reuniones oficiales para reducir el control de armas y municiones en el país

"El pueblo armado jamás será esclavizado", aseguró el mandatario brasilero (Imagen referencial/EFE/ Joédson Alves)

15 minutos. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió este lunes, Día de Muertos, a defender la liberación de las armas para la población civil, una de las banderas de su Gobierno.

"El pueblo armado jamás será esclavizado", dijo el mandatario en un mensaje que compartió en su perfil oficial de Twitter.

Bolsonaro, líder de la extrema derecha brasileña, impulsa desde que asumió el poder, el 1 de enero de 2019, una política armamentística en pro de la "autodefensa" y como fórmula para combatir la violencia en el país.

Llegó a flexibilizar, vía decreto, las normas para la compra y el porte de armas de fuego. Sin embargo, se encontró con la resistencia de los poderes Legislativo y Judicial, que matizaron o tumbaron algunas de esas iniciativas.

El gobernante realizó ese nuevo alegato a favor de las armas al hacerse eco de una noticia de la revista Veja que asegura que su hijo Carlos Bolsonaro, concejal de Río de Janeiro, intermedió para reducir "el control de armas y municiones en el país".

Según el citado medio, Carlos Bolsonaro habría participado en "reuniones oficiales" para impedir que las reglas para el rastreo de armas y municiones fueran más rigurosas.

El jefe de Estado dijo que "si Veja pretendía golpear negativamente" a su hijo, "se dio un tiro en el propio pie".

"Muchos han trabajado y siguen trabajando para prevenir el desarme ocurrido en los moldes de otros gobiernos", añadió.

Día de los Muertos

El mensaje coincide con la celebración del Día de los Muertos, marcado este año por el recuerdo a las víctimas del nuevo coronavirus en Brasil. En el país se han registrado hasta el momento 160.074 fallecidos y 5.545.705 infectados por la enfermedad.

Brasil es el segundo país con mayor número de muertos relacionados con la COVID-19, después de Estados Unidos, y el tercero con más casos confirmados, por detrás de EEUU y la India.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro ha minimizado la gravedad de la peor crisis sanitaria del último siglo. Así, ha censurado el uso de máscaras y las medidas de distanciamiento social porque considera que son una "ruina" económica para el país.

Ver más